El servicio de mantenimiento de carreteras de la Diputación solicitó la ayuda de los bomberos para retirar un nido de avispa asiática, localizado en el punto kilométrico 28.310 de la carretera A-2620, a unos 5 o 6 metros del suelo y a la altura del cartel de señalización invernal que indica el puerto de Cruceta.

Con la colaboración de una patrulla de la Ertzaintza para regular el tráfico, los bomberos estacionaron la escala entre el arcén de la carretera y uno de los carriles y llegaron hasta el punto donde estaba la colmena. Después de echar veneno, taponaron la entrada y cortaron las ramas en la que se sujetaba y la introdujeron en una bolsa para su posterior destrucción.


Compartir

Dejar respuesta