(EFE).- El director del programa de radio «Carne Cruda», Javier Gallego, y su hermano Juan han plasmado en su cómic «Como si nunca hubiera sido» la tragedia de quienes mueren en el Mediterráneo al intentar llegar a Europa con el fin de recaudar fondos para Médicos Sin Fronteras.

La obra, publicada por la editorial Reservoir Books en noviembre de 2018, se presentará este sábado en el centro cultural Montehermoso de Vitoria en un acto en el que se escuchará el testimonio de una cooperante y se proyectará un cortometraje, además de contar con música en directo.

El origen de este cómic parte del poema que el periodista Javier Gallego escribió en 2016 para narrar el viaje de los migrantes por el Mediterráneo, y que su hermano Juan, doctor en Bellas Artes y profesor de esta materia en la Universidad Rey Juan Carlos, ha ilustrado con unas viñetas de denuncia social en esta obra benéfica, cuyos derechos de autor donan a la citada ONG.

Este proyecto empezó a gestarse en 2015, con motivo de un titular que apareció en la prensa -«Podrían haber muerto 900 personas ayer en el Mediterráneo»- que llevó primero a crear los poemas y después a contar en imágenes un drama que en las últimas dos décadas se ha cobrado la vida de más de 35.000 personas que atravesaban este mar.

Para recordar a estas víctimas de la tragedia, los hermanos Gallego aunaron fuerzas en este cómic, que cuenta con la colaboración de Médicos Sin Fronteras y que busca denunciar la crisis humanitaria que sufre este colectivo.

Así, la presentación en Vitoria contará también con el testimonio de la enfermera local Idoia Moreno, que acaba de regresar de la zona de Lesbos (Grecia), donde ha sido testigo de las condiciones «inhumanas» en las que viven las personas refugiadas y de cómo afecta esta situación a su salud mental, especialmente entre niños y adolescentes que intentan suicidarse.

Además de la presencia de los autores y de Moreno, la violonchelista y compositora Mursego interpretará varios temas en directo, y se proyectará el cortometraje documental «Coming Ashore», de Santi Palacios y Mikel Konate, que cuentan las condiciones de vida en las fronteras con Europa.

De forma paralela, la librería Zuloa de Vitoria acogerá hasta el 30 de marzo la exposición «Rescates en el Mediterráneo», que combina fotografías realizadas por Médicos Sin Fronteras con ilustraciones de este cómic solidario. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. Alrededor de España no hay paises en guerra, ni la gente se muere de hambre. Los que llegan aqui no son refugiados sino emigrantes económicos en su mayoría. Y los más numerosos son los marroquíes.
    Cualquiera con dos dedos de frente sabe que es muy arriesgado cruzar el mar en una balsa de juguete, o escalar un ochomil sin oxigeno. El que se arriesga es el principal responsable.
    Luego están los políticos que incentivan la llegada de inmigrantes ilegales con el todo gratis. Y por último las mafias y oenegés que se dedican al trafico humano. Las mafias cobran miles de euros por traer, por ejemplo, a un adolescente hasta Vitoria. Con la colaboración de algunas oenegés.
    En vez de ayudar a estas organizaciones y a quienes llegan ilegalmente a nuestro país deberíamos dedicar ese dinero a fomentar el progreso y bienestar de los que se quedan en sus lugares de origen, y acabaríamos con buena parte del problema.

  2. Dejémonos de bobadas y digamos quienes son los promotores y beneficiados de esta situación: LAS MAFIAS, que cobra a cada uno de ellos cientos de euros por hacinarlos en una balsa a la deriva en el Mediterráneo.

    Y no veo que nadie los denuncie, ni los persiga ni se investigue a qué destinan esa enorme cantidad de dinero negro.

Dejar respuesta