foto diputación alava

La Diputación Foral de Álava apuesta por corregir los tendidos eléctricos para evitar las electrocuciones de aves, una de las principales amenazas de un tipo de águila: Bonelli.

Es por ello que lleva a cabo requerimientos a las empresas eléctricas, así como acciones de sensibilización. En esta intención se enmarca el vídeo que está difundiendo el Departamentode Medio Ambiente de la Diputación.

Asimismo, la institución alavesa trabaja para alertar precisamente sobre el
grave impacto de los tendidos eléctricos en las aves y para exigir soluciones
eficaces.

En este contexto, recientemente la Diputación ha logrado que se
corrigiera un tendido ubicado en Navarra, muy frecuentado por uno de los pollos
introducidos gracias al proyecto europeo Life Aquila, evitando así su muerte.

Son numerosos los tendidos eléctricos corregidos desde que se comenzó este trabajo de
concienciación, tales como las correcciones en Santa Cruz del Fierro, Ircio,
Berantevilla, Zambrana, Laguardia, Samaniego u Ocio, entre otros ejemplos.

Corregir tendidos

La corrección de tendidos contempla diferentes medidas, tales como acciones para
evitar colisiones, a través de la instalación de vanos, que son pequeños plásticos
que simulan la forma de un ave y les sirve de alerta para no acercarse.

Además, hay medidas directas para evitar que las aves se electrocuten en las
propias torretas eléctricas, a través de acciones anti-posada o aislamientos. Es un
trabajo de campo minucioso ya que es necesario analizar cada torreta para adecuar
la intervención a las características concretas de cada una de ellas. Es por ello que,
de forma previa a cada actuación, la Diputación Foral de Álava revisa y valida la
corrección más adecuada.


Compartir

Dejar respuesta