tubacex despidos

Actualización día 8:La dirección de Tubacex ha señalado hoy que solo renunciaría a presentar un recurso judicial contra la sentencia que declaró nulo el ERE si previamente el comité acepta «negociar, pactar y firmar» una solución que dé viabilidad futura a las plantas alavesas de Llodio y Amurrio.

Ayer martes concluyó sin acuerdo el periodo de negociaciones sobre el nuevo ERTE hasta finales de año en estas dos plantas de Tubacex, donde trabajan unas 800 personas, mientras continúa la huelga indefinida que este miércoles cumple ya 210 días.

A la vista de esta situación, la dirección de TTI (Tubacex Tubos Inoxidables) y Aceralava ha difundido un comunicado en el que recuerda que la empresa ha planteado distintas soluciones pero que durante «más de un año el comité de empresa no ha querido» negociar las posibles soluciones planteadas por la dirección.

Entre ellas recuerda que ha ofrecido «ajustes» en las condiciones laborales para evitar despidos, el aumento de bajas voluntarias y jubilaciones y las mejoras económicas y de inserción laboral para las salidas.

El nuevo ERTE, que implicará una reducción de jornada de hasta el 70 % para toda la plantilla, se aplicará en las condiciones que decida la empresa, que este martes ofreció que durante el expediente de regulación los trabajadores generen el 100 % de las vacaciones, no el 70 %.

Sin embargo, esta propuesta no satisfizo al comité que reclama el mantenimiento del empleo hasta 2024 y que Tubacex no recurra en el Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que declaró nulo el ERE que destruyó 129 empleos y obligaba a Tubacex readmitir a los trabajadores despedidos.

La empresa ha destacado este miércoles que «no va a aceptar esta exigencia por considerarlo un derecho legítimo fundamental, salvo que el comité acepte negociar, pactar y firmar con carácter previo una solución estructural que garantice la viabilidad de estas plantas en el futuro».

Precisa que ello conllevaría aceptar la negociación que la empresa propuso hace ya más de un año y recalca que ese acuerdo entre empresa y sindicatos deberá ser previo a la retirada del recurso.

La dirección reitera su voluntad de diálogo respecto al resto de los puntos y pide al comité que proponga medidas que realmente sean efectivas para solventar la grave crisis de Tubacex.

Este miércoles el comité se ha vuelto a concentrar ante las oficinas que Tubacex tiene en el Parque Tecnológico de Bizkaia, en la localidad vizcaína de Derio, en defensa de sus reivindicaciones. EFE

Información día 7: Finalizan sin acuerdo las negociaciones del ERTE en Tubacex

El periodo de negociaciones sobre el nuevo ERTE hasta finales de año en las plantas alavesas de Llodio y Amurrio de Tubacex ha terminado sin acuerdo, cuando se cumplen 209 días de huelga en ambas factorías.

De esta manera el expediente, que implicará una reducción de jornada de hasta el 70 % para toda la plantilla, se aplicará en las condiciones que decida la empresa, que ayer ofreció complementar el ERTE con las vacaciones.

En concreto, propuso que durante la aplicación del expediente de regulación los trabajadores generaran el 100 % de las vacaciones, de manera que aunque trabajaran hasta un 70 % menos, sus vacaciones no se vieran reducidas.

Esta propuesta no satisfizo al comité que reclama el mantenimiento del empleo hasta 2024 y que Tubacex no recurra en el Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que declaró nulo el ERE que destruyó 129 empleos y obligaba a Tubacex readmitir a los trabajadores despedidos.

La dirección respondió que «en ningún caso» va a aceptar el «chantaje» de retirar el recurso judicial porque es una petición «inadmisible» y «abusiva», al tiempo que defendió su «voluntad de negociación y diálogo» para «poner fin al conflicto».

Sin embargo, en la última reunión del periodo de negociaciones, celebrada este martes en la planta de Llodio, no ha sido posible acercar posturas, con lo que la dirección de Tubacex aplicará el ERTE en las condiciones que considere oportunas.

En un comunicado el comité ha expresado su intención de continuar con «la búsqueda de soluciones al conflicto» porque «no es de agrado estar en huelga» y por ello tratará de lograr «un acuerdo que garantice el futuro de la plantilla». EFE



Dejar respuesta