EFE.- La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha advertido de que la situación de la pandemia de la covid-19 en Euskadi «sigue siendo crítica» y que la presión asistencial va a seguir creciendo porque «muchas hospitalizaciones de hoy se convertirán en ingresos uci mañana».

En la primera de sus comparecencias semanales en comisión en el Parlamento Vasco, la consejera ha admitido la posibilidad de que el consejo asesor del Plan de Protección Civil (LABI) decida el jueves «endurecer» las restricciones desplegadas hace 9 días dado que la pandemia sigue al alza aunque en los últimos días crece «a velocidad algo menor».

Ha dicho en todo caso que «no es solo cuestión de establecer medidas», sino que «la clave está en cumplirlas y eso está en mano de todos». Así, ha emplazado a los vascos a «extremar el cumplimiento y actuar con responsabilidad», evitando desplazamientos no urgentes y encuentros con personas no convivientes y sobre todo usando «el sentido común» para «no generar situaciones de riesgo».

El viceconsejero, Iñaki Berraondo, ha admitido que las restricciones impuestas hasta la fecha no han dado «tan buen resultado» como quería el Gobierno Vasco porque la tasa de incidencia «ha seguido subiendo, aunque la tendencia -se ha felicitado- ha cambiado en los últimos días».

Por su parte, Sagardui -que no ha precisado qué nuevas medidas podrían adoptarse mañana- ha lamentado que algunas de estas restricciones retrasaron su entrada en vigor por el veto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, como ocurrió con la prohibición de encuentros de más de 6 personas.

En cuanto a la presión asistencial, ha dicho que la ocupación de las uci sitúa a Euskadi «a las puertas del tercer escenario» del Plan Bizi Berri, que en su quinto y peor escenario contempla llegar hasta las 600 camas en cuidados intensivos.

En este momento hay 107 personas con covid en las uci (32 más que hace una semana), lo que supone el 28 % de las 280 camas disponibles.

Pasar al tercer escenario del citado plan de contingencia, ha advertido la consejera, «podría suponer la toma de decisiones sobre la actividad asistencial» de Osakidetza, aunque la atención sanitaria a los ciudadanos «estará garantizada».

Ha subrayado que en todo caso a día de hoy «no hay colapso hospitalario» gracias a las restricciones impuestas.

Sagardui ha reconocido que «la situación está más tensionada» en los hospitales de Gipuzkoa donde la afección de la pandemia es mayor.

Traslado de pacientes de Gipuzkoa a Álava

Esa mayor presión hospitalaria en Gipuzkoa ha llevado a trasladar a pacientes de este territorio al Hospital Universitario de Álava, algo que ha enmarcado en la normalidad de un sistema que trabaja en red.

La consejera ha puesto en valor el «esfuerzo» de Osakidetza con las PCR, que ya se han practicado a una cuarta parte de los vascos, y con los rastreadores, una red formada por «cerca de 700 personas» después de que la semana pasada se incorporaran 85.

Tanto ella como el viceconsejero han defendido la utilidad de los cribados masivos cuando las tasas de incidencia son altas.

Berraondo ha precisado que el 42 % de los positivos detectados hoy en día son contactos estrechos de personas contagiadas y que su identificación y aislamiento ha sido posible gracias a los cribados.

El viceconsejero ha señalado asimismo que el impacto de la pandemia, en especial en lo referente a la mortalidad, «no tiene nada que ver con la primera ola», un «alivio menor» que obedece en buena parte a que «los profesionales ahora manejan mucho mejor la enfermedad». EFE


Compartir

7 Comentarios

  1. Gobierno Vasco, plan de emergencia:
    – Contratar personal sanitario que no habla Euskera batua – No
    – Aceptar ayuda de la Unidad Militar de Emergencias – No
    – Llevar enfermos Guipuzcoanos a Vitoria – Si

    Ésta, ésta es la buena!

    A los enfermos, tranquilos, ahora estáis con los alaveses, en buenas manos.

    • Espero que, en todo caso, no le parezca mal que ahora que estamos un poco más holgados en cuanto a ocupación hospitalaria que nuestra provincia hermana, seamos solidarios y les acojamos aquí.

      Saludos de Uno que…. No le votará.

      • Y mientras tras nuestras hijas enfermeras van a holanda por el perfil lingüístico que exigen aqui

      • ¿Mal? No sé que parte de que es la buena y que tranquilos que están en buenas manos no ha entendido.

        Ánimo, poco a poco… Que todo se andará.

  2. Estoy de acuerdo con que hay que ser solidarios, pero no me hace ninguna gracia que sean los de otra provincia los que descuidándose aumentan los contagios y los traen a Vitoria a tratarlos. ¿Qué pasará si esas UCIS las necesitemos nosotros para nuestros enfermos? ¿Dónde los van a atender? ¿En sus casas? ¿En los tanatorios?

  3. Repito: ESTOY DE ACUERDO CON QUE HAY QUE SER SOLIDARIO. Aplaudo que se dé asilo a quien no tiene donde vivir, si se tiene sitio para acogerlo; lo que no comparto es acoger a los demás en mi casa, e irme yo a vivir a la calle, más cuando los acogidos, han saturado sus unidades por una INSOLIDARIA actuación. En este caso no es acabar en la calle, sino la posibilidad de hacerlo en el cementerio. Ojala no necesites para ti, o para un familiar cercano, una UCI y que te digan: no hay sitio porque se han llenado con pacientes de otras provincias. Quizá no te importe, pero medítalo.

Dejar respuesta