Tiran comida para mayores en Vitoria
buzon municipal

Siguen las polémicas alrededor de la comida que reciben los mayores en Vitoria. Hace unos días por las quejas de los familiares de usuarios a tenor de la poca calidad de la comida que reciben a domicilio. Hoy porque se tira.

Ocurre en la residencia de San Prudencio. Un reconocimiento del Ayuntamiento sobre el que ofrece explicaciones a raíz de las denuncias ciudadanas.

Comida que «cada día se tira a la basura en la residencia San Prudencio», señala un ciudadano que alerta al Consistorio: «Me dirijo a ustedes directamente para ponerlo en conocimiento, estamos hartas de decirlo a los responsables, y a pesar de que dan parte, no parece que nadie haga nada».

«Es dinero que se tira a la basura. Dinero y comida, mucha comida, que daría de comer a tanta gente necesitada, traen raciones desorbitadas para usuarios que comen poca cantidad. Imperdonable«.

El Ayuntamiento responde y lo admite

«Desde el CIAM San Prudencio, está pautada la cantidad de los ingredientes en crudo y la forma de servir desde la cocina. Esta información se refleja en las fichas de los platos, una herramienta que se elaboró hace varios años con el objetivo, entre otros, de tener más ajustada la ración que se sirve.

Maider Etxebarria
Concejala responsable del Área Social de Vitoria, Maider Etxebarria (PSOE)

Sin embargo, hay numerosas variables que pueden afectar a la cantidad de comida que llega a sobrar:

  • la aceptación del usuario/a
  • la forma de preparar las raciones en cocina
  • la situación sanitaria,
  • el tipo de residente…

Por ello, se procura una comunicación fluida entre la cocina y los distintos comedores con el fin de ajustar las raciones. Por otro lado, la posible «reutilización» de la comida sobrante es una posibilidad que se ha descartado por seguridad alimentaria», concluye el Ayuntamiento en el Buzón.

La ciudadanía insiste:
  • Eso es cuestión de hablar con la empresa de catering y pedir que traigan menos comida
  • Eso de que no se puede hacer nada…  Ya lo creo que se puede hacer. Se llama organizar y controlar los recursos.
  • Se que no es fácil cocinar para tanta gente. Es normal que sobre comida pero no bandejas enteras todos los días. Solo tiene que haber alguien que gestione y se preocupe de mirar lo que sobra en la residencia y ajuste las cantidades. Son miles de euros lo que esto cuesta al Ayuntamiento.

 

  • Se que no es posible reutilizar esa comida, de ahí mi interés y el de todo el personal en general que se empiece a ajustar de verdad las cantidades. Se de primera mano que no hay una comunicación fluida con los comedores, por eso escribo en el buzón del ciudadano, es más se han sacado fotos, se ha comunicado a superiores y de ahí a dirección y seguimos en la misma situacion.


1 Comentario

Dejar respuesta