Snarky Puppy pone patas arriba el Jazz de Vitoria
jazz vitoria oficial

Javier Domaica (EFE).- La banda estadounidense Snarky Puppy puso patas arriba la tercera jornada de la 45 edición del Festival de Jazz de Vitoria con un sonido abrumador y una mezcla de estilos musicales que entusiasmaron a un público entregado, que agradeció la delicadeza previa de la trompetisa Yazz Ahmed.

Mendizorroza superó los tres cuartos de entrada para vivir de cerca la calidad de nueve virtuosos que llegaron a empastar hasta doce instrumentos con una complicidad fuera de lo normal.

Liderados por Michael League, afincado en Cataluña, que bromeó con el público en un perfecto castellano, Snarky Puppy presentó prácticamente todos sus nuevos temas que se aunarán en “Empire Central”, un disco que verá la luz en septiembre.

Así, la parroquia vitoriana tuvo la oportunidad de ver la interpretación de un repertorio recién salido del horno.

El concierto subió las revoluciones con toques funk muy particulares y los asistentes comenzaron a participar con el tema compuesto por el percusionista de la banda Marcelo Woloski, quien llevó los ritmos uruguayos a la capital vasca.

Solo una parte de la banda trasladada hasta Vitoria fue suficiente para dejar huella en su estreno en el certamen y poner de manifiesto que los cuatro Grammy cosechados hasta la fecha no son casualidad.

Fue un recorrido por algunos de los géneros musicales más eléctricos como el rock, el pop, el funk, el “world music”, el jazz y una psicodelia muy bien traída con los vientos de Chris Bullock, Justin Stanton y Mike Maher y el teclado de Bill Laurance que arroparon al violín de Zach Brock.

Tuvieron tiempo para dedicar uno de sus grandes momentos a su colega trompetista Roy Hargrove, de manera que redondearon un concierto que se recordará durante mucho tiempo.

Incluso se atrevieron con una reinterpretación del palo andaluz de las alegrías para bajar unas pulsaciones que se recuperaron con un final apoteósico y un bis en el que brillaron el baterista Jason Thomas y la trompeta de Justin Stanton.

Previamente, la trompeta de Yazz Ahmed abrió la velada con “Lahan la-Mansour” de su brillante disco “Polyhymnia”, un tema con el que no escondió sus intenciones desde los primeros acordes.

Sonidos que transportaban al mundo árabe, tierra de esta bareiní procedente del Reino Unido, que mostró una gran destreza con la trompeta y el fliscornio.

La fusión fue constante. Tradición, música electrónica y sonidos de pura actualidad que envolvieron Mendizorroza con toques psicodélicos que nacieron de la improvisación de la artista árabe.

Todos y cada uno de los temas tenían toques reivindicativos a favor de la mujer tal y como explicó Yazz Ahmed tras los tres primeros pases de un repertorio delicado y con mucho significado.

Con “Jamil Jamal” del trabajo “La Saboteuse” lucieron el vibrófono de Ralph Wyld y la batería de Martin France, lo que provocó el reconocimiento del respetable, que volvió a gozar de la percusión del afamado baterista inglés en el arranque de “Deeds no words”.

Fue una puesta en escena impecable, con muchos giros y una exquisita afinidad de este cuarteto que tuvo momentos de puro jazz.

Papá o mamá. Esa era la disyuntiva entre la trompeta y el fliscornio de Yazz Ahmed, que sin cumplir los 40 años, mostró una gran naturalidad sobre el escenario, al tiempo que cedió terreno a su batería y su vibrófono, instrumentos que colonizaron gran parte de una actuación que se cerró con “A Shoal of Souls”, un tema que nació en memoria de todas las vidas que se quedaron en el intentó de cruzar el Mediterráneo.

En las primeras horas de la tarde, el Teatro Principal tuvo en sus tablas al pianista Marcin Masecki y al baterista Jerzy Rogiewicz que ofrecieron un repertorio marcado por la improvisación y con toques de varias culturas de diferentes lugares del mundo.

La jornada del viernes tendrá como protagonista al laureado trompetista Arturo Sandoval, leyenda de la música cubana, que pondrá la guinda a la actuación de Xavi Torres Trio, convertido en cuarteto tras la confirmación de Miguel Zenón.

Por la tarde, en el Teatro se podrá gozar con la variedad de estilos del saxofonista James Brandon Lewis. EFE



Dejar respuesta