El Gobierno Vasco y la organización de La Vuelta han decidido este martes que los puertos de Arrate (Gipuzkoa) y Orduña (Álava) que se subirán en las etapas correspondientes a los días 20 y 27 de octubre se celebrarán sin la presencia de público en la calzada.

El ente vasco explica en una nota de prensa que “la actual situación epidemiológica no permite que se den las condiciones oportunas para contemplar presencia de público”.

Añade que “las características orográficas de ambos puertos de montaña suponen una enorme dificultad para controlar la distancia de seguridad entre personas que, en cambio, sí se puede garantizar en otros lugares mediante protocolos estrictos”.

Según la última orden sobre medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19, en las pruebas de ciclismo en ruta debe delimitarse previamente el espacio o itinerario donde fuese a transcurrir el evento, “con un máximo de 1.000 personas por espacio o trayecto, una distancia física interpersonal de 1,5 metros entre el público asistente y el uso de mascarilla obligatorio”.

La subida al puerto de Arrate tendrá lugar durante la primera etapa de La Vuelta del próximo 20 de octubre con salida en Irun (Gipuzkoa) y llegada al Santuario de Arrate, mientras que el ascenso al puerto de Orduña está previsto la séptima jornada con salida desde Vitoria y meta en Villanueva de Valdegovía (Álava). EFE


Compartir

Dejar respuesta