El jugador de Cazoo Baskonia Tadas Sedekerskis confesó que “cada año está más maduro y más suelto” y afirmó que espera aportar más en un año en el que no quiere marcarse expectativas.

El lituano, que será uno de los capitanes junto a Rokas Giedraitis, explicó este jueves ante los medios de comunicación que su objetivo es “trabajar, como lo ha hecho siempre”. “No voy a tener muchas expectativas, quiero ayudar al equipo al máximo y hacer lo que pida el entrenador”, apuntó, pero aseguró que quiere dar “ese paso más hacia adelante”.

“A veces hay que cambiar el chip y dar más, no solo consolidarme como buen defensor, tengo que ser más egoísta”, reconoció en buen tono, con la intención de participar en más aspectos del juego.

Lamentó que han tenido “poco tiempo de preparación”, pero prometió que estarán listos para el primer partido porque “la mitad del equipo es el mismo del año pasado”. Además celebró que el club ha hecho “un gran trabajo con los nuevos fichajes”.

“La afición siempre espera carácter y agresividad y que vayamos al 100 % en todos los partidos”, expuso el báltico que ayudará a los nuevos en su adaptación a la Euroliga, pero afirmó que el cuerpo técnico baskonista tiene “mucha experiencia” y también les ayudará a los que se estrenan en la competición, de los que destacó que “saben escuchar y quieren aprender”.

Aseguró que “la química va muy bien”, aunque matizó que es solo el inicio. “Nos llevamos muy bien y los capitanes intentaremos mantener el vestuario tranquilo porque eso nos ayudará a ganar partidos”, dijo con ganas de poder levantar algún trofeo este curso tras hacerlo con la Euskal Kopa. EFE



Dejar respuesta