En los últimos días las denuncias por la suciedad en nuestra ciudad proliferan en abundancia. Ya ni la nueva estación de autobuses recientemente abierta se libra de las denuncias ciudadanas.

Vecinos de Zabalgana se quejan de que entre las calles Iruña-Veleia y Derechos Humanos hay sy bolsas de basura rotas, escombros de todo tipo, que deben sortear si quieren depositar sus bolsas en el  contenedor correspondiente.

Otro vecino de Vitoria-Gasteiz de queja que en la zona de la calle Zumabide, calle San Millán y zonas colindantes la limpieza es muy deficiente y hay mucha suciedad acumulada.

La calle Pintor Teodoro Doublang, junto a las nuevas oficinas municipales también es objeto de las quejas vecinales por la suciedad y la tierra que se encuentra en las aceras.

El antiguo Eroski de Astegieta no se libra de las denuncias vecinales en las redes sociales. 12 años después de su cierre, la basura y los escombros de acumulan en su exterior. Camas, colchones, muebles, palés e incluso electrodomésticos podremos encontrarnos si paseamos por las zonas aledañas al antiguo hipermercado.

 


Compartir

Dejar respuesta