dentista y odontología en Vitoria-Gasteiz

EFE).- La Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) ha sancionado al Colegio Oficial de Odontólogos de Álava con una multa de 250.000 euros y a su presidenta con 10.000 euros por una infracción muy grave, al realizar unas declaraciones en las que opinaba negativamente sobre los servicios de algunas clínicas dentales.

Una clínica presentó una denuncia en abril de 2016 al considerarse negativamente afectada por unas declaraciones realizadas por la presidenta del Colegio en las que expresaba opiniones negativas sobre diferentes formas de prestación de servicios por parte de ciertos dentistas.

En octubre de 2015, la AVC había dictado una resolución en la que aceptaba finalizar sin sanción un expediente incoado al Colegio de Odontólogos de Álava por realizar una publicidad en la que sembraba dudas en la población sobre los servicios prestados por determinadas clínicas dentales y dirigía a los pacientes hacia los dentistas «de confianza».

Para evitar la sanción, el Colegio se comprometió a abstenerse de valorar, de forma pública o privada, cualquier forma de comercialización de productos o servicios por parte de los dentistas, salvo reclamaciones judiciales en casos concretos.

Se trataba de este modo de evitar el menoscabo del prestigio de ciertos modelos empresariales respecto de los que el propio Colegio no hubiese acreditado que existiera mala praxis médica, publicidad engañosa ni riesgo para la salud de los pacientes.

Sin embargo, las declaraciones posteriores a la prensa por parte de la presidenta del Colegio suponen «una valoración negativa de los servicios prestados por algunos profesionales vinculando mala praxis con un determinado tipo de organización empresarial», según la resolución del Consejo, que ha sido hecha pública hoy.

El CVC considera que sus manifestaciones crean en los pacientes «una conciencia de que determinados modelos comerciales, perfectamente legales, no resultan adecuados para la prestación de los servicios de odontología», además de crear «incertidumbre sobre la capacidad de determinados profesionales que han superado los requisitos establecidos por la ley para actuar como odontólogos».



Dejar respuesta