vino países cosecha
vino cosecha

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, Fernando Salamero, ha indicado este martes que «esta Denominación es única, singular, fuerte y prestigiosa» y «defenderá y preservará, hasta el final, con todos los instrumentos y medios políticos y legales, el patrimonio de todos los inscritos”.

Salamero, en una nota, se ha referido a que el Consejo Regulador ha conocido este martes, a través del Boletín Oficial del Estado (BOE), que se ha reactivado la iniciativa planteada ante el Gobierno Vasco para la creación de una Denominación de Origen «Viñedos de Álava», que operaría de manera diferente de la DOCa Rioja, a la que pertenecen las comunidades riojana, vasca y navarra.

La iniciativa se ha consumado con la publicación en el BOE para la formulación de alegaciones, según la DOCa Rioja, que ha destacado la ausencia de información por parte de la asociación ABRA, que cuenta con representación en el seno del Consejo Regulador y que participa activamente en sus foros de discusión.

«Dicha y constante falta de información no ayuda a entender la naturaleza de su comportamiento ni a conocer el respaldo del mismo», ha subrayado el Consejo Regulador.

Salamero ha insistido en que «el Consejo Regulador se moverá en un clima de unión y de defensa, dejando la puerta abierta a aquellos que deseen explorar nuevos caminos fuera de Rioja, con el evidente veto a usar el nombre de Rioja Alavesa en sus vinos”.

«Nunca se hubiera querido llegar a este punto», ha dicho el presidente, quien ha recalcado la proyección y notoriedad de la marca Rioja, «envidiada, admirada e imitada por el resto de regiones del mundo».

Ha añadido que dentro de la DOCa Rioja existen «suficientes herramientas y posibilidades para que cada operador diferencia y comercialice adecuadamente su producto».

Además, el Consejo Regulador ha indicado que, según las fuentes que ha consultado, los miembros de ABRA tampoco habrían sido informados debidamente del movimiento que refleja el BOR, ya que esta iniciativa no ha sido tratada en asambleas.

El Consejo Regulador ha expresado su «malestar» frente a este movimiento, dado que, en agosto de 2017, se acordó trabajar en el desarrollo y puesta en marcha de indicaciones geográficas que permitieran una mayor diferenciación de cada una de las zonas y municipios en el etiquetado.

Es evidente, ha afirmado, que «lejos de haber enterrado sus aspiraciones de 2016», algunos operadores dentro de esa asociación han continuado trabajando en «aquella misma dirección que ahora sale a la luz, a pesar de los esfuerzos promocionales llevados a cabo para la difusión de las nuevas indicaciones geográficas».

Ello se ha producido «sin dar lugar al transcurso del periodo de dos años que se acordó para monitorizar los avances» y «sin plantear en la mesa eventuales mejores o motivos de insatisfacción», ha señalado.

Se ha referido a que, en 2019 y dentro de la campaña de promoción de estas nuevas menciones, se realizaron diversas presentaciones con prescriptores y profesionales, actividades que está previsto continuar durante 2020. EFE



1 Comentario

  1. El prestigio mundial lo tiene Rioja. Salirse de la famosa denominación de origen solo se le ocurre al que asó la manteca. Solo se me ocurren motivaciones políticas e ideologicas. No hay que tener mucho sentido comun para concluir que económicamente no es rentable. A menos que piensen vivir de subvenciones.

Dejar respuesta