Opinión Norte Exprés

La decisión de la Diputación Foral de Álava de declarar desierto el concurso de carteles de San Prudencio es cuando menos sorprenderte. Sin conocer las propuestas presentadas, parece increíble que ninguno de los artistas de Álava hayan acertado con una propuesta válida.

Las explicaciones forales para montar este número son mínimas. Poco más allá de que el jurado es totalmente solvente y capaz. Si no dais los nombres, no deja de ser un brindis al sol con muy poco crédito.

Los jefes de la Diputación han trasladado la responsabilidad a la Imprenta foral para hacer el cartel. Suena a chiste. Estamos esperando con ganas la propuesta para analizarla, y opinar sobre su calidad y acierto. Porque les va a tocar a ellos el juicio, no sea que quieran poner a algún «amigo» a hacer el dibujito porque le daba capricho.

De momento, recomendamos a Ramiro González, diputado general de Álava, que no se marche de vacaciones en Semana Santa y empiece a dibujar caracoles, puesto que el responsable del cartel es él. Te damos unas ideas que aparecen en Google.

 

 

 



1 Comentario

Dejar respuesta