energia-eolica
foto EVE

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha afirmado que es necesario impulsar la implantación de energías renovables en el territorio y ha asegurado que «colectivos sociales minoritarios no van a paralizar decisiones democráticas en base a ruido«.

González se ha pronunciado así en la rueda de prensa posterior a la Consejo de Gobierno foral al ser interpelado sobre las voces contrarias a los proyectos de renovables en la provincia.

El diputado general ha recordado que la invasión de Ucrania por Rusia ha demostrado que es necesario un acuerdo a todos los niveles para impulsar la descarbonización y dar un fuerte impulso a las energías renovables para no depender energéticamente tanto de terceros países a la par que se afronta la transición energética.

González ha asegurado que hay que avanzar en la elaboración del Plan Territorial Sectorial de las Energías Renovables en Euskadi, algo en lo que está inmerso el Gobierno Vasco, pero al mismo tiempo se tiene que seguir con la implantación de estas renovables porque el PTS lleva su tiempo y «si esperamos vamos a perder el tren».

Por lo tanto ha abogado por seguir impulsando la generación de energías renovables e ir elaborando la documentación de análisis medioambiental de cada proyecto con «rigor», como ha hecho la Diputación alavesa que ha renunciado a dos parques eólicos porque ha sido «garantista».

González ha opinado que las voces contrarias son «muy minoritarias» y que su «empeño personal» es que el «futuro de Álava no dependa del ruido que metan algunos colectivos minoritarios, a los que sin embargo, ha dicho que escuchará y atenderá.

«Yo miro al frente. Creo que tenemos el apoyo de una inmensa mayoría de la sociedad alavesa. Creo que es absolutamente imprescindible avanzar en la generación de energía renovable. Nos jugamos el futuro», ha afirmado.

Ha insistido en que le gustaría que hubiera un «consenso político» amplio sobre esta cuestión y cree que hay «mimbres» para lograrlo si a un año de las elecciones «se trabaja por el bien de la ciudadanía y no por un interés de meter ruido».

Sin embargo González ha sido claro: «A mí el ruido ni me para ni me distrae».

El diputado general ha puesto en valor por otro lado las ayudas dadas a las empresas para afrontar la actual crisis acentuada por la invasión de Ucrania y ha vuelto a reclamar «grandes acuerdos», entre ellos un «pacto de rentas», para afrontar el aumento de los precios y de la inflación y «repartir el coste social» que generan y otro para facilitar la transformación que la industria necesita.

González ha asegurado que está en permanente contacto con las empresas del territorio, que las ayudas se han elaborado contando con ellas y que no detecta una opinión mayoritaria que plantee un cambio en la fiscalidad.

Ha defendido una política fiscal que garantice unos servicios públicos de calidad y ha opinado que Álava afronta la «complicada» situación global actual desde una posición de «fortaleza», con más personas trabajando que antes de la covid y con más empresas en el territorio. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. Pachulo, yo. Bien parapetado detrás de la mesa y con todas las medidas anticoviz puestas encima. De momento no ha llamado a laerchancha, con los miñoiak le basta por si a algún exaltado la indignación le impele a perpetrar alguna cosa anticnstitucinalyestatutaria contra su persona.

Dejar respuesta