El jugador del Real Madrid cedido en el Deportivo Alavés Rafa Marín reconoció que no pudo tomar “mejor decisión” que ir al equipo vitoriano para seguir su formación.

El futbolista dijo en un vídeo publicado por el conjunto babazorro que la cesión le ha ayudado a crecer “en lo personal y en lo futbolístico”.

“Me han ayudado otros compañeros , el staff y la afición”, destacó el central que puso en valor el ambiente en el club y su entorno. “Me dijeron que el ambiente en el Alavés era muy especial y se han quedado muy cortos porque es magnífico”, consideró.

“La gente es maravillosa”, añadió con palabras de agradecimiento para el club y Vitoria.

”Cada vez que recuerdo el Alavés solo me viene a la cabeza el estadio”, reconoció Rafa Marín, que no olvida el primer partido que disputó en Mendizorroza. “Se me puso el pelo de punta de la impresión que me dio ver a toda esa gente animando y apoyando al equipo”, confesó.

El Alavés se despide de sus cinco jugadores cedidos

 El Deportivo Alavés se despidió este martes de forma oficial de sus cinco jugadores cedidos, aunque esto no significa que el futuro de todos ellos esté lejos de Vitoria, ya que el club ha hecho pública su intención de intentar retener a varios de cara a la próxima temporada.

Por el momento, Rafa Marín, Ianis Hagi, Giuliano Simeone, Samu Omorodion y Alex Sola han dejado de pertenecer a la disciplina albiazul al expirar su contrato de préstamo, con lo que vuelven a su club de origen.

El central Rafa Marín llegó desde la Primera División RFEF cedido por el Real Madrid y debutó en LaLiga EA Sports con el Alavés para disputar 33 partidos, 27 como titular. El defensa sevillano se ha convertido en el segundo máximo recuperador del equipo.

Ianis Hagi aterrizó en Vitoria desde el Glasgow Rangers y afrontó su primera experiencia en el fútbol español tras superar una grave lesión con un total de 25 partidos liga y Copa del Rey.

Giuliano Simeone debutó más tarde por culpa de una grave lesión en pretemporada, pero el atacante cedido por el Atlético de Madrid entró con mucha fuerza y anotó su primer gol en la máxima categoría.

El donostiarra Álex Sola se plantó en Mendizorroza el último día de mercado, procedente de la Real Sociedad, con un gran papel en la banda derecha que su estreno. Después de 29 partidos y 3 asistencias regresa a las filas del equipo ‘txuriurdin’.

Samu Omorodion ha sido una de las revelaciones de la temporada en Primera División. Con 20 años recién cumplidos, el prometedor delantero de Melilla, criado en Sevilla, llegó cedido por el Atlético de Madrid para completar el año de su estreno en la élite con ocho goles y una asistencia. Ha sido el máximo goleador del conjunto albiazul en sus 34 partidos con la escuadra babazorra.

El Deportivo Alavés agradeció “la profesionalidad y el compromiso” de todos ellos y les deseó “la mejor de las suertes en su futuro personal y profesional”, a pesar de seguir con intenciones de que más de uno tome el camino de vuelta. EFE



Dejar respuesta