Diputación Álava: El absentismo laboral crece en fechas festivas

EFE).- La Ertzaintza está investigando la presunta existencia de una red de prostitución de, al menos, cinco menores tutelados por la Diputación de Álava, un caso por el que ya se encuentra en prisión preventiva un psicólogo no vinculado al centro en el que están.

La policía vasca comenzó sus pesquisas el 6 de octubre pasado después de recibir la denuncia del director de Sansoheta, de Vitoria, un centro de menores dependiente de la Diputación de Álava en el que se acogen a jóvenes con problemas graves de comportamiento y cuya tutela ha sido retirada a los padres.

El responsable del centro alertó a la Policía de que en una tutoría una menor les había contado que desde hacía un tiempo ejercía la prostitución fuera del centro, por lo que la Ertzaintza tomó declaración a esta chica.

Ésta relató que la habían llevado a un piso para practicar sexo con un hombre a cambio de dinero e implicó a, al menos, un monitor del centro que ya ha sido apartado de su trabajo.

De los casos de los otros cuatro chicos y chicas no se han conocido más datos.

Como consecuencia de las investigaciones, la Ertzaintza detuvo hace unos días a un psicólogo, que ocasionalmente ha trabajado con la Diputación en valoración de adopciones, y tras declarar ante el juez éste declaró su ingreso en prisión por abusos sexuales.

Esta persona no era trabajadora del centro de menores ni la Diputación derivaba a estos cinco menores a su consulta privada, por lo que la institución foral desconoce cómo se puso en contacto con ellos.

El titular del Juzgado instructor ha decretado secretas las investigaciones del sumario en el que otros menores del centro y monitores han declarado para que se puedan conocer todos los detalles.

La Diputación se puso en contacto desde el primer momento con los padres de los afectados para informarles de lo sucedido dada la gravedad del caso.



Dejar respuesta