La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha admitido que le «preocupan las dudas que generan los casos adversos relacionados con las vacunas de AstraZeneca y Janssen», al tiempo que ha defendido que es «común» que haya este tipo de reacciones cuando un medicamento se administra «a millones de personas».

Ha argumentado en este sentido que es «imposible conocer y prever toda la variedad de antecedentes y circunstancias, así como los estados de salud diferentes» de cada persona que recibe una vacuna cuando esta se inocula de forma masiva.

«La cuestión es si solo vamos a seguir adelante cuando tengamos la evidencia de riesgo cero o como aconsejan las agencias de medicamentos aceptamos que el beneficio es infinitamente mayor al riesgo», ha dicho durante su comparecencia semanal en el Parlamento para informar de la evolución de la pandemia.

Se trata de un «debate científico que tiene consecuencias prácticas» como demuestra que siga «en el aire» qué hacer con las personas menores de 60 años que han recibido la primera dosis de AstraZeneca tras la decisión del Consejo Interterritorial de Salud de limitarla a la franja de 60 y 65 años después de que la Agencia Europea del Medicamento estableciera como «efectos secundarios muy raros» los coágulos en sangre.

Existen tres opciones: un segundo pinchazo de AstraZeneca (lo que recomienda la propia farmacéutica), no aplicar la segunda dosis y quedarse con la inmunidad que otorga la primera, o inocular otra marza en ese segundo pinchazo. Una decisión, ha recordado la consejera, que corresponde a la Comisión de Salud Pública.

El preparado de Janssen aún no ha comenzado a administrarse en Euskadi debido a que ayer Johnson & Johnson anunciara la suspensión del reparto de esta vacuna en Europa tras la suspensión cautelar de las autoridades en Estados Unidos por varios casos «raros y graves» de coágulos.

Esto ha dejado a Euskadi sin las 6.850 dosis que iba a recibir hoy mismo (en total en abril estaban previstas 13.700), «un nuevo obstáculo» en la planificación a corto plazo de la vacunación, que hasta la fecha «está funcionando», ha añadido Sagardui.

«Osakidetza tiene capacidad para vacunar todo lo que llegue y el mantenimiento de una reserva para garantizar las segundas dosis ha sido un acierto porque nos ha permitido que nadie se haya quedado sin ella», ha expuesto la consejera.

En los próximos días se continuará vacunando al colectivo de personas de alto riesgo, es decir personas trasplantadas o en lista de espera para ello; personas en tratamiento renal, con cáncer, con inmunodeficiencias primarias y personas con síndrome de down de 40 o más años.

De manera paralela seguirá la inoculación en función del criterio de edad con las personas de entre 70 y 79 años (Pfizer) y de entre 60 y 65 años (que reciben AstraZeneca).

Estas personas reciben un sms en sus teléfonos con un enlace para pedir cita por internet, aunque en ocasiones se les llama por teléfono si hay que cubrir huecos o no consta un número de móvil. Este sistema online «está funcionando bien y está ayudando a canalizar las citas de un colectivo muy amplio», ha remarcado.

«El factor limitante es la disponibilidad de dosis» y por ello si los viales disponibles de agotan se cierra el sistema de citas hasta que llegan nuevas remesas, momento en que se avisa de que ya se puede volver a pedir hora, ha explicado Sagardui. EFE

INFORMACION MARTES: La suspensión del reparto de Janssen priva a Euskadi de dosis

La decisión de Johnson & Johnson de suspender el reparto en Europa de la vacuna de Janssen tras la suspensión cautelar de las autoridades en Estados Unidos por varios casos «raros y graves» de coágulos, deja a Euskadi sin las 6.850 dosis de este preparado que iba a recibir mañana.

La farmacéutica norteamericana iba a enviar este mes a España 300.000 vacunas que servirían para acelerar la inmunización del grupo de edad comprendido entre los 70 y los 79 años. La llegada de la primera remesa con la mitad de esa cantidad estaba prevista para este miércoles y el segundo envío se esperaba la semana próxima.

Esta misma mañana la consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, había informado de que en Euskadi esas primeras 6.850 dosis iban a utilizarse, dentro de ese grupo de edad y empezando por los más mayores, con las personas con dificultades para desplazarse hasta los centros de vacunación, bien por las distancias o por otras circunstancias.

La idea era facilitarles el proceso con la administración de esta vacuna, la única que por el momento solo precisa de un pinchazo, ya que las disponibles hasta ahora en el País Vasco (Pfizer, Moderna y AstraZeneca) requieren de dos dosis para completar la pauta de inmunización.

A primera hora de la tarde se ha conocido que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) recomendaban «una pausa» en el uso de Janssen por «cautela» después de haberse detectado 6 casos de un tipo de coágulo sanguíneo «raro y grave» entre más de 6,8 millones de dosis administradas.

Esta recomendación ha llevado a Johnson & Johnson a anunciar la suspensión cautelar del reparto de su vacuna monodosis en Europa, donde la Agencia Europea del Medicamento (EMA) está «investigando» lo ocurrido aunque ha afirmado que «actualmente no está claro si existe una asociación causal» entre el suero y estas afecciones.

Tras el anuncio de Johnson & Johnson se han vivido horas de incertidumbre a la espera de lo que podría ocurrir con las dosis que iban a llegar mañana a España. En torno a las 18.30 horas de la tarde el Ministerio de Sanidad comunicaba de manera oficial a las comunidades autónomas la suspensión de la inminente entrega de Janssen, ha informado el Departamento vasco de Salud.

Además de las 6.850 dosis que iban a llegar a Euskadi mañana, estaba prevista la entrega la semana próxima de otra remesa de igual cantidad, de manera que el total de vacunas de esta farmacéutica que iban a llegar en abril a la comunidad autónoma ascendían a 13.700.

La vacuna de la compañía belga Janssen, filial de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson, además de ser la primera de dosis única, no requiere unas condiciones muy especiales para su almacenamiento y distribución, ya que es suficiente para su adecuada conservación una temperatura de entre 2 y 8 grados.

Los datos obtenidos durante las diferentes fases clínicas en las que se ha testado esta vacuna revelaban una eficacia superior al 85 % en la prevención de la covid grave y que evitaba el 100 % de las muertes. Los resultados demostraron además su eficacia contra las diferentes cepas y variantes, entre ellas las sudafricana y la brasileña. EFE


Compartir

7 Comentarios

  1. A ver… 6 casos raros y graves entre 6,8 millones de dosis…, coger el coche es mas arriesgado, igual deberíamos prohibir los coches, y ya no te digo las motos. El año pasado hubo 870 personas muertas en accidente de tráfico en España, para conseguir la misma proporción con la vacuna Jansen, habría que inocular 986.000.000 de vacunas (prácticamente toda la población de la India).
    Alguno preguntará, ¿y si eres tu ese entre los 6?, pues a fastidiarme igual que si fuera el que le toca que le atropelle un coche o le siente mal unos anticonceptivos. ¿Vamos a prohibir los coches y los anticonceptivos?

      • Ok, pero si coges el Covid y estás malito no vayas al hospital. Allí te van a meter cosas mucho peores que la vacuna, como antibióticos, calmantes y puede que anestesia.

        • Si deciden que tienes la cosa, no te meten nada, te ponen un respirador y a esperar. Lo que sí están empeñados es en meterte una vacuna de esas que no tienen putaidea de si vale para algo. Yo sólo me metería una vacuna con principio activo kalimotxo, que por lo menos sé qué es.

          • Jon
            Estás haciendo el ridículo. No deberías de hablar o escribir nada, si no sabes del tema.
            Dices que no te meten nada de medicación. Que solo te ponen el respirador. No se de donde sacas esa información. Bueno sí. Te la inventas. Porque entre paracetamoles por vena, sueros por varios días a 24h. Corticoides por vena, inhaladores de ventolín y etc. Me habré tomado una farmacia entera.
            ¿Ves como no haces más que hablar sin sentido?
            Menos mal que no somos tan tontas y tontos, como tu te crees que somos.

          • Esta seguro?? A unos amigos que contrajeron el Covid, que ni siquiera tuvieron que ingresar, les recetaron un mes de Heparina. Un anticoagulante auto inyectable.

    • Los anticonceptivos no son un medicamento que te salva la vida de ninguna enfermedad, ni nada de nada. No por mucho aborregarnos con la monserga de los anticonceptivos voy a aceptar el argumento. Si los quieres tomar los tomas y si no los dejas, pero lo haces por comodidad o gusto, solo eso. Si no quieres quedarte embarazada, tienes dos opciones, o estás a palo y agua -poco probable- o le pides tu pareja que se ponga un condón que tiene cero riesgo de morir, y tiene un porcentaje muy alto de protección. Aquí el debate es que hay otras alternativas que no están dando los problemas tan amplios que está dando esas vacunas, y la pregunta es por qué insiten en seguir con ella si no es por otros motivos, económicos o intereses en abrir cuánto antes o porque han invertido un montón de dinero. Ese es el debate, y no debe de ser tan aventurado cuando la UE parece haber apostado por otro tipo de vacunas, como hoy publican los medios. Quizás, a pesar de la intensa campaña de todos los medios en la misma dirección podrías hacerte preguntas. Seguramente el riesgo benficio es mayor, y lo sería más si no hay otra alternativa, cunado si la hay, conviene hacer preguntas y no seguir a la manada. Y si es muy fácil hablar cuando a ti no te toca, el que suscribe, tiene un nivel ligeramente bajo de plaquetas y un ictus previo, ¿por qué c……. tengo que aceptar un riesgo mayor recibiendo un tipo de vacuna que otro tipo con menor riesgo, porque lo dice la consejera de sanidad o la ministra del ramo que se pasa la evidencia por la entrepierna y qui ni siquiera es médica o científica?

Dejar respuesta