Persecución de película en Bilbao ¡Riesgos y policías heridos!
foto ajena a la informacion

Efectivos de la Ertzaintza han detenido a un hombre de 37 años de edad, acusado de los delitos de hurto de uso de vehículo a motor, conducción temeraria y atentado a agentes de la autoridad.

El implicado sustrajo un coche con las llaves puestas en Bilbao y tras ser localizado por las patrullas se dio a la fuga circulando a elevada velocidad, en varias ocasiones en dirección contraria y saltándose semáforos en fase roja, llegando a poner en grave riesgo tanto a otras personas conductoras de vehículos como a peatones.

Finalmente, chocó contra un coche policial siendo arrestado.

Sobre las ocho y veinte de la tarde de ayer, miércoles, la Ertzaintza fue alertada de la sustracción de un vehículo con las llaves puestas en la calle Fika de la capital vizcaína. Tras informar del hecho a la Policía Local, se inició la búsqueda del coche siendo detectada su presencia en la calle Urazurrutia por una dotación de la Ertzaintza, cuyos agentes se acercaron al mismo, que se encontraba parado obstaculizando el carril de circulación.

En el interior había un único individuo en el puesto de conducción realizando continuos acelerones. Al indicarle que parara el motor y descendiera del coche, éste hizo caso omiso para, de repente, acelerar de nuevo bruscamente y huir de allí, teniendo que apartarse uno de los agentes para evitar ser arrollado.

A partir de ese momento comenzó su persecución por varias calles de Bilbao en las que el implicado circuló a gran velocidad, saltándose varios semáforos en rojo y en algunas calles en dirección prohibida con continuos cambios de carril y adelantamientos temerarios generando situaciones de peligro tanto para el resto de personas conductoras como de peatones que, por momentos, se tuvieron que apartar para no ser atropellados.

A pesar de las reiteradas indicaciones practicadas desde el vehículo policial, el conductor continuó la ruta hasta la zona de San Adrián, donde otra patrulla le cortó la trayectoria en la calle Askatasuna.

Este llegó a colisionar contra el coche de la Ertzaintza hasta en dos ocasiones para tratar de huir nuevamente del lugar, siendo interceptado. El conductor, mostró una actitud violenta en todo momento enfrentándose a los efectivos policiales por medio de puñetazos y patadas, procediendo a su detención por los delitos de hurto de uso de vehículo a motor, conducción temeraria y atentado a agentes de la autoridad.

Dos ertzainas precisaron de asistencia médica debido a las contusiones causadas por el arrestado al impactar contra el vehículo policial y durante el proceso de arresto.

En la mañana de hoy, jueves, una vez concluidas las oportunas diligencias, el detenido, que cuenta con numerosos antecedentes, ha sido puesto a disposición judicial.



Dejar respuesta