El Movimiento de Pensionistas ha pedido la reducción del IVA de las mascarillas al 4 % o que sean gratuitas para quienes cobran pensiones bajas o para familias en riesgo de pobreza.

«Es vergonzoso que paguemos el 21 %, igual que si estuviéramos comprando un coche», ha lamentado Andrea Uña, portavoz del movimiento en Bizkaia, quien ha recordado que las mascarillas son un «artículo de primera necesidad» que en enero costaban 20 céntimos la unidad y ahora 0,96 euros.

Uña también ha denunciado que hay ciudadanos que «tienen que elegir entre comer o comprar mascarillas».

«¿Han pensado de verdad en las pensiones de miseria o en las familias que no se lo pueden permitir?», ha preguntado retóricamente al centenar de pensionistas que, como cada lunes, se han concentrado este mediodía frente al Ayuntamiento de Bilbao.

Con respecto a las recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo que se estudiarán en el Congreso de los Diputados, los pensionistas vizcaínos han protestado por el hecho de que, salvo la revalorización de las pensiones con el IPC y la separación de gastos propios e impropios, el resto de sus reivindicaciones «no se van a llevar a debate y aprobación».

Pese a reconocer un «cambio de filosofía» en los nuevos Presupuestos Generales del Estado «después de 20 años de recortes», el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha subrayado que los incrementos en sanidad, vivienda, educación y ayudas al empleo o a la dependencia, entre otras partidas, no se los habrían «arrancado al Gobierno del PSOE sin la lucha de los pensionistas», que suman más de 30 meses de protestas.

Y por ello han anunciado una «campaña de movilizaciones que podría culminar en la primera semana de diciembre», a la que han pedido que se sumen colectivos sociales de trabajadores, mujeres, y juveniles de todos los pueblos y comarcas de Euskadi y Navarra.

Por su parte, el Movimiento de Pensionistas Alaveses ha denunciado «las carencias» que la pandemia ha puesto en evidencia en la Atención Primaria sanitaria debido a los «recortes presupuestarios» realizados desde la crisis de 2008.

El Movimiento de pensionistas Alaveses ha planteado esta reivindicación en una manifestación que ha discurrido este lunes por el centro de Vitoria y que ha finalizado frente al ambulatorio de la calle Olaguibel.

Pentsionistak Araba ha reprochado «la falta de profesionales en medicina familiar» que se ve agravada por la «falta de sustituciones» de médicos que se jubilan y ha criticado las actuales «consultas médicas telefónicas» que llevan a «errores» tanto en los diagnósticos como en los tratamientos.

Los pensionistas alaveses se han solidarizado con «las duras condiciones de trabajo» y «la desbordada carga de trabajo» que llevan soportando los médicos en la Atención Primaria desde el pasado mes de marzo.

Los manifestantes han reclamado incrementar la dotación económica de la Atención Primaria de cara a «aumentar los puestos de trabajo» en todas las categorías del equipo de salud, así como «cambiar el modelo asistencial» hacia una integración sociosanitaria en la que el hospital no sea el eje del sistema. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. El riesgo de ponerlas gratuitas, es que de repente los que pasaban todo el mes con la misma mascarilla, iban a hacer lo mismo, pero con el camarote lleno de mascarillas.

    La frase, «que elegimos… comer o mascarillas» es absurda, porque nadie se cambia de mascarilla a las 4 horas de uso, salvo los sanitarios. Se ven algunas mascarillas con mas mierda que el palo de un gallinero por la calle.

    Ya sé, que ahora llegará el superciudadano o superciudadana que si lo hace, pero son 2…(o tal vez menos)

Dejar respuesta