Pedradas contra cristales para robar en coches de Vitoria
foto archivo

Este fin de semana ha aumentado la agresividad contra vehículos para robar en su interior. Piedras de grandes dimensiones se utilizan para acceder al coche.

Fuentes de responsables de siniestros en la ciudad confirman a Norte Exprés la virulencia para robar. Se ha dado la circunstancia que en al menos un caso han destrozado la luna delantera. «Y para ello hace falta una piedra grande, al ser un cristal mejor preparado para colisiones».

Fuentes cercanas a compañías de seguros en Vitoria hablan de al menos cinco casos con este modus operandi.

Lo de abrir la puerta con delicadeza para hacer el desaguisado al propietario, pasa a mejor vida.

Un vistazo al parte policial entre este lunes y el pasado revela que en ambos fines de semana se produjeron 8 robos en el interior de los vehículos en Vitoria, sin embargo en denuncias por daños, el parte policial refleja un aumento: de 1 a 9. No todas de vehículos, pero crecimiento.

HAY DETENIDOS POR ESTE DELITO

Agentes de Policía Local han detenido esta madrugada a dos hombres de 37 y 30 años como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en el interior de dos vehículos.

Una llamada ciudadana alertaba de su presencia en la plaza del Dantzari donde estaban sustrayendo efectos del interior de dos furgonetas. Una patrulla policial dio con ellos a escasos 100 metros del lugar, llevando un carrito, también robado, donde portaban los objetos sustraídos.



13 Comentarios

  1. Son gente que todavía no tiene instrucción suficiente pero ya irán aprendiendo habilidades. Lo mismo que con los de las pintadas al principio manchan dejan la ciudad que parece un barrio degradado de un país en caída libre pero ya irán aprendiendo.

  2. Como si esto de joder el cristal y robar en el interior del coche fuera novedoso y, por tanto, achacable a no sé qué colectivos….

  3. Titulan «pedradas contra cristales para robar» cuando debían titular: nópassaná, la culpa es del empedrado. Total, la delincuencia de baja intensidad de cada día, a cargo de los presuntos de siempre con todos sus derechos debidamente garantizados. Sin contar que sus victimas son invisibilizadas sin complejos gilipollas ni escrúpulos hipócritas.

Dejar respuesta