Euskadi ya está trabajando en la próxima temporada de playas y pantanos. La incertidumbre existe y se trabaja ya con un funcionamiento similar a 2020 con medidas frente al coronavirus, más aún teniendo en cuenta el anuncio del final del estado de alarma el próximo 9 de mayo.

Tiempos de estancia máximos y control de accesos fueron algunas de las medidas adoptadas el pasado año para contener la pandemia.

Se seguirán las instrucciones sanitarias que emita el Gobierno Vasco y que todas las medidas, como en 2020. De hecho, la Diputación de Bizkaia ya anuncia que «será necesario repetir el esquema de funcionamiento de la temporada pasada». Álava aún no se ha pronunciado, pero irá en la línea de lo que orden el Ejecutivo autónomo.

El año pasado, la apertura de la Campaña de Verano y la temporada de baño en Álava comenzó el 13 de junio. Para evitar aglomeraciones, el parking de Garaio estuvo abierto sólo al 50% de su capacidad hasta esa fecha.

Durante la campaña de 2020: El protocolo no recogió tiempos máximos de estancia en las playas alavesas al contar con extensas zonas y una notable capacidad de acogida.

Eso sí, la actividad de baño debía llevarse a cabo en el horario habitual y coincidiendo con la apertura de los puesto de socorrismo, de 12 del mediodía a 8 de la tarde.

Asimismo, con el objetivo de evitar aglomeraciones en el agua, se recomendaban baños cortos. Las fuentes permanecieron cerradas y se exigieron distancias de seguridad.

ASI FUERON LAS 12 NOMAS EN LAS PLAYAS VASCAS:

Guía para el uso de las playas ¡12 respuestas iniciales!



2 Comentarios

  1. En breve:

    – Mantener normas dictatoriales y que eliminan derechos fundamentales mientras el TC se fuma un puro
    – Hay que sacrificar el verano para salvar las navidades
    – Hay que inyectarse «refuerzos» de vacuna para las nuevas variantes del virus.
    – Esta toda la poblacion de riesgo vacunada pero no os quiteis la mascarilla porque patatas.

    Disfruten de la nueva subnormalidad.

Dejar respuesta