A última hora de la tarde, desde hace días, se espera la interpretacion de Ekaitz desde la ventana.

Los vecinos ya saben que saldrá a actuar para ellos y ya se ha convertido en un clásico en la calle Gabriela Mistral.

Se llama Ekaitz y tiene 9 años. Estudia en la escuela Luis Aramburu desde hace dos y siempre le ha gustado la música. «La niña que me acompaña es mi hermana Nahia de 4 años», dice.

De casta le viene al galgo, pues es sobrino de un músico de la Txaranga Akelarre y de la Big Band.

 

LA RETRETA

 

OVACION DE GALA

 

EL HIMNO DE LA ALEGRÍA


Compartir

4 Comentarios

  1. Yo esperaba pasar estos días tranquilo en casa, reflexionando e intentando asumir esta dura situación y tengo que estar aguantando al vecino de al lado tocando la trompeta 4 horas por la mañana y 4 horas por la tarde además del vecino de abajo con la música a tope para no oír al de la trompeta… La gente no tiene dos dedos de frente! Y llevamos 5 días de confinamiento… Esto va a acabar mal, por lo menos en mi portal cuando se me vaya la olla.

  2. Hay unas cositas que se llaman tapones y se los pone un@ en los oídos para no escuchar nada… creo ke las farmacias están bien abastecidas de ese producto…
    Estás amargado y kieres amargar a los demás!!

  3. Ese Ekaitz!!! Mi hijo IBAI de 5 años sale todos los días con su flauta para acompañar a Ekaitz!!! Gracias por alegrarnos todos los días a las 20:00 y dejarnos disfrutar de tu música.
    Sigue así campeón, llegarás lejos

Dejar respuesta