82 cárceles en España y solo aumentan presos en Álava

EFE.- La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acordado el acercamiento al País Vasco de otros cuatro presos de ETA que, en esta ocasión, serán trasladados a las prisiones de Bizkaia o Álava, lo que supone que en estos centros y el tercero situado en San Sebastián cumplen condena ya 55 reclusos etarras.

Este número supone en torno al 34 por ciento de la población penitenciaria de ETA que cumple pena en las cárceles españolas, unos 190 presos, de los que ya ninguno está ingresado en prisiones andaluzas, las más alejadas del País Vasco.

A dos de las tres cárceles que hay en Euskadi, cuya competencia asumirá definitivamente el Gobierno vasco el 1 de octubre, serán trasladados los cuatro presos de los que este martes ha informado Instituciones Penitenciarias.

El primero es Aitor Herrera Vieites, que dejará la cárcel de El Dueso (Cantabria) para ocupar una celda en la prisión vizcaína. Cumple condena de 25 años por los delitos de asociación ilícita, depósito y tráfico de armas, y estragos e incendios en relación con banda terrorista.

Cumplirá las tres cuartas partes de la pena en junio de 2022 y, según destaca Prisiones, acepta la legalidad penitenciaria y ha presentado escrito en el que rechaza la violencia y muestra su voluntad de reparar el daño causado a sus víctimas.

También a la misma prisión será acercado Aitzol Maurtúa Eguren, interno en Dueñas (Palencia). Ingresó en prisión el 14 de junio de 2002 y cumple una condena de 20 años por los delitos de pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, tenencia de armas sin licencia y falsificación de documento público.

Cumplió las 3/4 partes de la pena en junio de 2017 y, al igual que el anterior, según Instituciones Penitenciarias,acepta la legalidad penitenciaria.

Desde la cárcel de Logroño a la de Álava será conducido Asier Mardones. Ingresó en prisión el 29 de julio de 2004 y cumple una condena acumulada de 25 años por los delitos de lesiones, asociación ilícita, falsificación de documento público, tenencia ilícita de armas, estragos, incendios y daños.

Acepta la legalidad penitenciaria y ha remitido escritos en los que manifiesta su rechazo al uso de la violencia y asume la responsabilidad del daño y el dolor causado a las víctimas de sus delitos.

El cuarto trasladado, Josune Oña Ispizua, dejará también la cárcel de Logroño para cumplir condena en Álava. Lleva en prisión desde 2004 y en dos año tendrá satisfecha el 75% de su pena por colaboración con banda armada, atentado, falsificación de documento público y tenencia de armas prohibidas.

Además, los servicios centrales de Instituciones Penitenciarias han resuelto la clasificación en tercer grado o régimen de semilibertad de Mikel Arrieta Llopis, que fue condenado a 35 años de cárcel por el asesinato del jefe de la Policía Municipal de Barakaldo (Bizkaia), José Aibar Yañez, el 30 de junio de 1982.

Cumplió las 3/4 partes en julio de 2020 y en abril de este año fue trasladado a la prisión donostiarra procedente de Soria.

Para la AVT, el «ritmo» de acercamientos de etarras que está llevando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene como objetivo que todos los presos de la banda terrorista sean trasladados a las prisiones vascas para que luego el Gobierno vasco les otorgue la libertad. EFE



2 Comentarios

  1. Culpables ? Sánchez – Iglesias y los recoge nueces del PNV…..
    Se premia al delincuente y peor aún , un terrorista.
    A Siberia les mandaba yo…. los familiares y personas heridas y muertas no vuelven y quedan cicatrizados

  2. A los nacionalistas catalanes les paga, entre otras cosas, con indultos (que sabe injustos), sus apoyos para gobernar, y a los nacionalistas vascos, también entre otras cosas, con el acercamiento de presos. El afán de poder que tiene, nos está vendiendo, pero le importa una mierda. Soy de ideas socialistas, pero si Zapatero lo hizo mal y me defraudó, este lo está haciendo mucho peor.

Dejar respuesta