Palacio de Justicia en Vitoria-Gasteiz

EFE).- El sindicato ELA ha denunciado que las nuevas instalaciones del Juzgado de Violencia contra la Mujer en Vitoria empeoran la seguridad de las víctimas y del personal que trabaja en ellos.

En una nota de prensa, el sindicato ha explicado que dentro del Palacio de Justicia de Vitoria se han acometido obras para trasladar las dependencias de este juzgado a una nueva ubicación cuyas instalaciones no cumplen los «requisitos mínimos» de seguridad.

Así, la sala destinada a las víctimas es «de tan solo 9 metros cuadrados, rodeada de sillas y sin ventana alguna».

Además, según denuncia ELA, este espacio debe albergar a la víctima y también a sus acompañantes, en muchas ocasiones menores de edad, incluidos bebés en sillas.

La nueva sala destinada al presunto agresor o detenido también es de dimensiones reducidas y solo tiene una puerta. Ante ello el sindicato se pregunta qué sucedería si este se pusiera violento.

Otro elemento que critica es el hecho de que denunciado y víctima pueden coincidir, «situación nada deseable, además de foco de preocupación y posible estrés para el personal por la falta de seguridad».

ELA afirma finalmente que las nuevas ubicaciones están en una zona separada del resto de juzgados lo que va a dejar a sus trabajadores solos y desprotegidos ante cualquier incidente.

En opinión del sindicato, esta situación muestra el «desprecio continuado hacia el personal de los juzgados de violencia» y la «precariedad laboral que campa a sus anchas» en sectores, donde además la mujer es protagonista.

ELA ha recordado en su nota que en junio de 2016 ya propuso al Departamento de Justicia que mejorara la situación de estos juzgados y que no recibió contestación.

Por todo ello miembros de esta central se han concentrado frente al Palacio de Justicia en Vitoria, han reclamado frenar el traslado que se está acometiendo y han reivindicado mejores condiciones laborales para la plantilla. EFE



Dejar respuesta