tubacex despidos

El sindicato LAB cree que «no hay motivos» para desconvocar la huelga en las plantas de Tubacex de Llodio y Amurrio, que llevan paradas más de 170 días, y entiende que «lo único que garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo es la retirada del recurso» contra la sentencia que anuló los despidos.

A principios de este mes el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) declaró nulo los expedientes de regulación de empleo en Llodio y Amurrio, que implicaban la destrucción de 129 empleos: 95 por rescisiones de contrato, 12 por prejubilaciones y 22 bajas incentivadas.

La empresa comunicó su intención de recurrir la resolución judicial y anunció que pagaría el sueldo a los afectados sin que se reincorporaran al trabajo, pero después se replanteó su postura y se abrió a readmitirlos e incluirlos en los ERTE pendientes de negociar.

Este lunes dirección y comité de empresa se reunieron durante 10 horas y se intercambiaron propuestas, pero finalmente no hubo acuerdo. Los trabajadores encontraron «insuficiente» la oferta de la empresa porque no incluía la retirada del recurso ante el Supremo.

Desde entonces no ha habido más citas y a corto plazo tampoco están previstas, han informado fuentes del comité. Mientras continúa la huelga, que suma ya 170 días.

En este contexto, LAB considera que «no hay motivos para dejar la lucha» porque «lo único que garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo es la retirada del recurso». «La huelga sigue porque la dirección de la empresa así lo ha decidido», ha añadido la central sindical en un comunicado.

A su juicio la reunión del lunes «solo fue un teatro (por parte de la dirección) para intentar engañar a la plantilla, opinión pública y justificar su postura» porque «tras 170 días de huelga la empresa sigue con las mismas intenciones y misma postura que hace un año».

«Se ha negado a negociar nada relevante y sigue con su único objetivo de despedir y desconvocar la huelga. No acepta la sentencia del TSJPV y pretende ganar tiempo hasta que salga la sentencia del Supremo», ha criticado, al tiempo que ha acusado al Gobierno Vasco de «avalar la gestión de la dirección». EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta