EFE).- El movimiento feminista de Euskal Herria celebrará el 9 de abril en Vitoria una manifestación de ámbito nacional que espera que sea «histórica» y «masiva» para pedir que las políticas públicas contra la violencia machista vayan «más allá» del golpe, el asesinato y la violación.

La plataforma que agrupa al movimiento feminista de Euskal Herria, «Feministok Prest!», ha organizado la marcha, que discurrirá bajo el lema «11 eraso erantzun, vuestras violencias tendrán respuesta» y que atraerá a mujeres de Navarra y de otras comunidades autónomas, así como del País Vasco francés, de América Latina, Inglaterra y Holanda.

La movilización ha recibido hasta la fecha más de 250 adhesiones de colectivos, y las organizadoras prevén que más de 1.000 personas se sumen también de manera individual. Entre ellas se esperan rostros conocidos como el de la diputada de la CUP Anna Gabriel.

El objetivo de la iniciativa es llevar el debate de la violencia machista a la sociedad y definir incluso de manera colectiva qué es la violencia contra las mujeres porque las organizadoras consideran que «va más allá del golpe, el asesinato y la violación».

En este sentido, la finalidad de esta movilización es que las políticas públicas contra la violencia machista tengan un alcance mayor que el actual y superen también estos conceptos.

En una comparecencia de prensa, Alitxu Martínez del Campo, ha recordado que diariamente las mujeres sufren violencia «emocional, psicológica, institucional, económica y sexual».

Cuando la víctima es inmigrante también puede ser objeto de otra forma de violencia, la que deriva de conductas racistas y xenófobas, ha apuntado.

En este sentido, ha advertido de que existen diferentes formas de violencia que se ejercen diariamente contra las mujeres aunque no ocupen titulares de prensa.

Ha recordado que todavía existe una brecha salarial entre hombres y mujeres por el mismo trabajo en muchos ámbitos laborales y ha denunciado que los empleos más precarios suelen tener cara de mujer.

Además, los trabajos de cuidados a familiares que suelen recaer también en las mujeres no se tienen en cuenta a nivel económico y ha considerado que «las instituciones tienen una gran responsabilidad» en este campo.

Por todo ello, ha dicho que esperan que la movilización del próximo 9 de abril en Vitoria no sea una «simple manifestación» y ha explicado que paralelamente llevarán a cabo acciones durante toda la jornada para reclamar que la calle y la noche también son espacios de las mujeres.



Dejar respuesta