Bizkaia oculta los nombres de residencias con covid

Miles de pensionistas se han manifestado este sábado en las tres capitales vascas, Pamplona y varios municipios del País Vasco y Navarra convocados por el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria.

La mayor de las marchas ha sido la de Bilbao, donde han participado varios miles de personas, la gran mayoría pensionistas pero también sindicalistas, miembros de colectivos sociales y trabajadores de empresas en crisis.

Además de en la capital vizcaína también se han realizado manifestaciones por la tarde en Vitoria, San Sebastián y Pamplona, mientras que por la mañana se han realizado en localidades como Ondarroa, Lekeitio, Eibar o Alsasua.

La manifestación de Bilbao ha estado encabezada por una pancarta que reclamaba «Pensiones dignas 1080 euros/mes» y un organismo propio de Seguridad Social.

Durante las marchas se han coreado lemas ya «clásicos» del movimiento de pensionistas tras más de tres años de movilizaciones semanales como «gobierne quien gobierne, las pensiones de defienden», «no desgravaciones a planes de pensiones», «pensión privatizada, pensión robada» o «lo público no se vende, lo público se defiende».

El portavoz del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, Jon Fano, ha criticado duramente, en declaraciones a la prensa, a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras por negociar con el Gobierno de España y las patronales CEOE y Cepyme la reforma de las pensiones.

En su opinión, «el Gobierno con las patronales, UGT y Comisiones van a cerrar pronto acuerdos sobre las pensiones que supondrán recortes importantes, no tanto para los ya pensionistas como para las futuras generaciones»

«Quienes están en el Gobierno no tienen voluntad de cambiar pero nos preocupa que sindicatos que deberían preocuparse por los 24 millones trabajadores y 9 millones de pensionistas del Estado en vez de proteger sus intereses hacen justamente todo lo contrario», ha añadido.

Ha reiterado que el Movimiento de Pensionistas sigue reclamando la subida garantizada de las pensiones con el IPC real y una pensión mínima de 1.080 euros, además de la derogación de las reformas laborales y de las pensiones realizadas entre 2011 y 2014 y subir el Salario Mínimo Interprofesional a 1.200 euros.

También ha rechazado que la Comisión Europea condicione, «y el Gobierno de Pedro Sánchez lo asume», los fondos de reconstrucción Next Generation a la reducción de los gastos de la Seguridad Social y a abordar reformas laborales de «retroceso».

«Vamos a seguir en la movilización con apoyo de la mayoría sindical del País Vasco», liderada por ELA y LAB, y de colectivos sociales, ha señalado Fano antes de restar importancia a que CCOO y UGT no respalden estas manifestaciones porque «solo representan el 30 por ciento» de los delegados sindicales.

En concreto, los pensionistas han adelantado que en otoño habrá una «movilización general» con sindicatos y otros colectivos que será «muy importante», según Fano. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta