El

EFE).- La planta que la empresa Talgo tiene en la localidad alavesa de Rivabellosa incrementará sus puestos de trabajo al haber adjudicado a esta compañía el «macropedido» de Renfe de hasta 30 trenes de alta velocidad.

Fuentes de Talgo han explicado a Efe que sólo para la fabricación de este pedido se calcula que se generarán unos 1.000 empleos anuales entre puestos directos e indirectos durante 5 años y otros 100 directos e indirectos para el mantenimiento posterior de esos trenes durante entre 30 y 40 años.

Hay que tener en cuenta que por cada puesto de trabajo directo Talgo genera otros cinco indirectos, han indicado las mismas fuentes, que no han podido precisar todavía en qué medida se incrementará la plantilla en sus plantas de Rivabellosa y Las Matas (Madrid).

En la fábrica de Álava se harán los coches del llamado tren Avril, mientras que en la madrileña las cabezas tractoras.

La fabricación de este pedido comenzará dentro de un año y dos meses, por lo que aún es pronto para calcular exactamente los puestos que se generarán, han señalado las mismas fuentes.

El primer lote se entregará a Renfe dentro de tres años y dos meses.

El presidente de Talgo, Carlos Palacio Oriol, ya ha comentado hoy que esta adjudicación es una «excelente noticia» no sólo para su compañía sino para España.

Palacio Oriol ha definido el nuevo tren Avril como el «más avanzado, ligero y sostenible del mundo» y ha apuntado que al elegir este tren España y Talgo «refuerzan su posicionamiento» en todo el mundo como «referente de calidad» en el mercado de alta velocidad.

Talgo ofreció la mejor oferta técnica y una rebaja del 28,3 % sobre el precio máximo de 1.096 millones de euros que estaba dispuesto a pagar la operadora por las 15 primeras unidades y su mantenimiento durante 30 años.

La oferta de Talgo ha superado, con un coste de 786 millones entre fabricación y mantenimiento, a las de la empresa guipuzcoana CAF (870 millones), la alemana Siemens (1.071) y la francesa Alstom (1.095,8).

El contrato contempla una opción a otros quince trenes más, que la operadora solicitará por lotes de cinco en función de sus necesidades, además de una prórroga del período de mantenimiento a 10 años adicionales.

Fuentes de la empresa CAF han declinado opinar sobre la adjudicación final del contrato a Talgo.

Los licitadores cuentan a partir de ahora con 15 días para presentar alegaciones, algo que ya ha hecho Alstom, al pedir el pasado viernes a Renfe más información sobre los criterios de puntuación de algunos aspectos de la oferta de Talgo.



Dejar respuesta