carrito super mercado

Tranquilidad.

Un estudio reciente publicado en el New England Journal of Medicine puntualizaba que el coronavirus permanecía en materiales como plástico, acero y cartón hasta un máximo de 72 horas.

Por ello, muchos ciudadanos se preocuparon por su seguridad al acudir al supermercado, una de las pocas salidas callejeras permisibles durante el estado de alarma.

Desde hace unos días, las colas para entrar en los supermercados se realizan en la calle, de esta manera, se evita que en el establecimiento de llene de gente, y se facilita mantener la distancia de seguridad de mínimo un metro y medio.

Además, muchos han optado por acudir con guantes, mascarillas y sus propias bolsas o carrito de la compra, de esta manera nos evitamos tocar las cestas y carros del supermercado. Y por supuesto, es imprescindible lavarnos las manos al llegar a nuestro domicilio con agua y jabón.

Los expertos que se han pronunciado durante este tema con motivo del pánico generado por mencionado estudio, han puntualizado el contagio en comercios de alimentación son poco probables. Asimismo, a día de hoy, no hay pruebas de que los alimentos sean una vía de trasmisión del COVID-19.

Además, hay que tener en cuenta que en los supermercados hay menos cantidad de aire que en la calle, y son lugares que generalmente disponen de circulación de aire o aire acondicionado, potenciando por tanto, la circulación del mismo.

Igualmente, una vez llegados a casa, podemos limpiar con lejía diluida los envases, esta acción hará que nos quedemos más tranquilos.

Eso sí, encomiable el esfuerzo de empelados de los supermercados que son los que más riesgo tienen allí ante el paso de tanta gente.


Compartir

5 Comentarios

  1. Hola buenas noches yo propongo que hagáis la propuesta que todos los comercios de alimentación solo tengan turno de mañana así la gente no tiene disculpa para salir a la tarde y así evitamos más contagios gracias

Dejar respuesta