El portavoz de EH Bildu, Kike Fernández de Pinedo, ha instado al diputado general de Álava a no ponerse de perfil ante un conflicto laboral que dura ya «más de 2 años» y le ha apremiado a no hablar de «igualdad ni de empleo de calidad digno» en los servicios sociales mientras no se solucione la situación.

Fernández de Pinedo ha explicado que las empleadas de las residencias privadas en Álava trabajan «200 horas más» que las de Bizkaia y Gipuzkoa, cobrando un tercio menos y «sin llegar a los 1.000 euros» de salario frente a los 1.500 de las otras provincias vascas, además de tener peores condiciones de trabajo en cuanto a vacaciones, bajas laborales y antigüedad, entre otros aspectos.

Foto Kike Fdz. Pinedo

Las trabajadoras de las residencias privadas de Álava han secundado este una nueva jornada de huelga laboral dentro de las movilizaciones que llevan a cabo desde hace más de dos años con el objetivo de lograr un convenio provincial que equipare sus condiciones de trabajo a los de Bizkaia y Gipuzkoa.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha rechazado subvencionar a las residencias privadas para lograr un convenio provincial en el sector al ser «una propuesta contraproducente», ya que «conllevaría la ruptura de cualquier negociación».

El diputado general de Álava ha descartado en el pleno de control en las Juntas Generales de Álava ofrecer algún tipo de financiación para que las residencias privadas puedan afrontar un convenio provincial, en respuesta a una pregunta de EH Bildu en relación con la precariedad laboral de las trabajadoras alavesas de este sector.

González ha señalado que esta sería «la peor de las soluciones» porque se premiaría a las residencias privadas que no cumplen con las condiciones laborales de sus trabajadoras.

Ha asegurado que «cada vez está más cerca» de lograrse un acuerdo que posibilite un convenio colectivo en la provincia, pero ha remarcado que la Diputación «no es parte» del mismo «ni lo firma».

González ha puesto en valor el trabajo «pro activo» de la Diputación y ha destacado las 13 reuniones que ha mantenido desde finales de 2019, en las que se han logrado «avances importantes» en la solución del conflicto.

En este sentido, ha indicado que «hay más empresas dispuestas a negociar» que al principio al producirse un agrupamiento de residencias que espera sea aún mayor para poder materializar un convenio en el sector.

El diputado general de Álava ha rechazado también concertar más plazas residenciales, ya que la Diputación apuesta por un modelo «público-social» que posibilita el control público sobre los recursos sociales.

González ha precisado que en Álava no pueden darse las condiciones laborales que tienen «algunas» residencias privadas, ha manifestado la necesidad de alcanzar un convenio equivalente al resto de territorios vascos y ha afirmado que la Diputación no concertará con las residencias que no ofrecen unas condiciones de trabajo dignas.


Compartir

1 Comentario

  1. Si en un país se cobra más en algo público que en privado , algo gordo está fallando …..
    Ánimo y apoyo a las residencias privadas

Dejar respuesta