Se cumple ya un año del intento de Senén González de conseguir el Récord Guinness con la tortilla de patatas más grande del mundo, que terminó convirtiéndose en uno de los fracasos mas sonados del año.

Recordamos, los principales capítulos.

1. El evento.
El día dos de agosto de 2014 Senén elaboró una tortilla gigante de unos 1.500 kilos de peso. Durante semanas y en aquella misma jornada se le llenó la boca de la más grande del mundo, cuando sabía que en Japón habían realizado una de 11.000 kilos hace años. Lo peor, es que lo sabían.

2. Precio desorbitado de 45.000 euros.
La factura de Senén contra el Ayuntamiento de Vitoria ascendió a la friolera de 45.000 euros. La excusa fue el coste de la sartén gigante utilizada. Un locura de gasto para una empresa, la del chef, que pasa por dificultades económicas (más de medio millón de euros en los tres últimos años).

3. Ni freír, ni batir, ni dar la vuelta…
El espectáculo consistió en traer trozos de tortilla precocinados, para montar un puzzle en directo. Ni se pudo ver las patatas freír, ni batir los huevos, ni por supuesto, dar la vuelta. Gran parte del público presente lo consideró un fraude.

4. Borrando huellas del Guinness.
Semanas antes de realizarse la broma, a la organización se le llenaba la boca con la consecución del Guinness oficial. A medida de que se acercaba la fecha, dejaron de hablar de ello sin dar explicaciones. Se borraron las huellas que olían a la firma británica.

5. Pago en solo cinco días a Senén.
El contrato entre el Consistorio y Senén habla del pago de los 45.000 euros en tan solo cinco días. Cuando el común de los proveedores recibe el año del Ayunamiento por su trabajo a los 90 días de media. Privilegios.

6. El aceite de Córdoba y no de Álava.
El aceite utilizado en la elaboración previa de la tortilla de patatas se cmpró en Córdoba y no en nuestro territorio, tal y como se había establecido en las ses del acuerdo. Era obligatorio utilizar todos los productos alimenticios con origen en Álava, y al menos uno no lo fue. ¿Incumplimiento de contrato otra vez?

7. Guinness hizo público que no aceptaba el Récord

La organización de Guinness confirmó en exclusiva a este medio a finales de año que no hacía oficial el Récord. Por dos razones: la forma de hacerla tortilla y la existencia de otra mayor en Japón.


Compartir

Dejar respuesta