foto irekia

El Gobierno Vasco contará en 2022 con el mayor presupuesto de su historia 13.107,8 millones de euros, es decir 665,4 millones más y un alza del 5,3 % sobre 2021, aunque el gasto real crece en casi 700 millones (+6 %), al tiempo que se duplica el dinero para inversiones hasta 1.605 millones.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el proyecto de ley de presupuestos de 2022, que está concebido para «relanzar económicamente Euskadi, recuperar empleo perdido por la pandemia» y plantea ese impulso económico «en clave de inversión pública».

Así lo ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, quien ha instado a aprovechar la «ventana de oportunidad sin precedentes» que supone la suspensión de las reglas fiscales por parte de la Unión Europea, en referencia a la eliminación en 2022 de los objetivos de déficit y deuda.

«Vamos a contar con más recursos que nunca y hay que ser ágiles en su ejecución», ha expuesto Azpiazu, quien ha añadido: «2022 nos exige maximizar la inversión pública apurando los límites permitidos y empleando todos los recursos disponibles».

Así, el año que viene se destinarán a inversiones 1.605 millones, un 50 % más que en 2021, y de ellos 165 se dedicarán a un plan de inversiones interinstitucional junto a las diputaciones forales. Hay además una «apuesta firme y clara» por la I+D, a la que se destinan 588 millones, casi un 10 % más que en 2021.

El fondo covid se reducirá de 543 millones de este año a 349 millones en 2021. Se mantiene la dotación para Educación y Salud pero los 194 millones restantes, «que podrían haberse destinado a amortización (de deuda) pasan por decisión de este Gobierno a ampliar la capacidad de gasto», que se eleva a hasta los 888 millones, un 7,6 % más.

El proyecto presupuestario incluye cuantías provenientes de diversos fondos europeos (que aportan 258,7 millones) pero no las provenientes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), los conocidos como fondos para la reconstrucción, ya que se desconoce cuánto dinero llegará, aunque este se integrará en las cuentas según se reciba.

Los presupuestos contemplan 683,2 millones de endeudamiento neto y una amortizacione de 746,4, con lo que el endeudamiento bruto se plantea en 1.429,6 millones, lo que supone un 44 % menos (-1.122 millones) respecto a 2021. Esto es posible gracias a una mayor amortización y al uso de remanentes de tesorería «por importe de 200 o 250 millones».

El consejero ha destacado que el 77,8 % del presupuesto corresponde a gasto social (Salud, Educación, Empleo y Políticas Sociales), un porcentaje ligeramente superior a este año. Además, la «perspectiva global de género abarca el 16,5 %, cuatro décimas más».

El proyecto presupuestario será llevado al Parlamento Vasco este viernes y la semana que viene los consejeros comparecerán para explicar las principales partidas de sus respectivos departamentos. Después el consejero se reunirá con los grupos de la oposición que «han mostrado disposición a mantener vías abiertas de comunicación con el Gobierno».

El Ejecutivo tiene mayoría en el Parlamento y no necesita ningún apoyo para aprobar los presupuestos (se votarán el 23 de diciembre) pero se citará con todos los partidos en busca de un acuerdo, salvo con Vox, formación que «no quiere hablar con el lehendakari» y tiene «posiciones antagonistas» con el Ejecutivo.

«No merece la pena perder el tiempo», ha dicho Azpaizu, que negociará con el resto con dos «requisitos»: el respeto al marco competencial y la «coherencia» con los recursos económicos disponibles.

Por Departamentos, Salud como es habitual es el mejor dotado con 4.352 millones (+4 %). La mayoría son para Osakidetza, que recibe 3.333, es decir 116 más, a los que se suman 106 en inversiones. El gasto en farmacia se mantiene estable y el de vacunas sube hasta 19 millones (+5).

Educación contará con 3.235 millones (+4,1 %). Se recoge un incremento de 41 para inversiones y de 61 millones para gastos de personal y de funcionamiento, un capítulo que asciende a 1.738 millones, debido a que se mantienen las medidas puestas en marcha por la pandemia. La educación hasta los 3 años se lleva 30 millones, el Consorcio Haurreskolak, 60, y la UPV/EHU, 356.

Trabajo y Empleo dispondrá de 936 millones (-0,8 %) y contempla una subida del 3 % en las cuantías de la RGI y del 10 % en la PCV; mientras que Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente tendrá 777 millones (+18,8 %) con aumentos presupuestarios en desarrollo industrial (+41 millones), tecnología (+19), transformación digital (+10), agricultura (+8,6) y medio ambiente (+7,7). Además el presupuesto de inversiones de SPRI, Sprilur y Parques Tecnológicos crece hasta 58 millones, es decir, 40 más.

Para Seguridad se reservan 725,1 millones (+4,8 %) y para Planificación Territorial, Vivienda y Transportes 564,4, lo que supone un subida del 4 % sin tener en cuenta los 56,4 millones para la «Y» vasca y la Variante Sur Ferroviaria. En este Departamento destaca el programa de Infraestructuras y Gestión de Transporte, que se incrementa en 40 millones y Vivienda con 10 más.

Igualdad, Justicia y Políticas Sociales dispondrá de 528,6 millones, 14, 5 % más. Emakunde tendrá un presupuesto de 7,4 millones y la Agencia de Cooperación al Desarrollo de 50,2. Se destinan además 42,5 millones para AES y para ayudas contra la pobreza energética, mientras que la gestión de las cárceles recién traspasada a Euskadi se lleva 70 millones.

De los 322 millones de Cultura y Política Lingüística (+11,2 %) 161 son para EiTB (+12,6M€) y 46 para HABE, mientras que Gobernanza Pública y Autogobierno tendrá un presupuesto de 139,2 millones (+7,5 %).

Economía y Hacienda dispondrá de 128,6 millones (+42,7 %), de los que 50 serán para el Fondo Finkatuz; y Turismo, Comercio y Consumo contará con 52,1 millones (+10,2 %): 22,4 para Turismo y Hostelería, 19,9 para Comercio y cerca de 6 para Kontsumobide.

Lehendakaritza tendrá una partida de 35,5 millones (+9,6 %), de los cuales 1,1 serán para abrir una delegación de Euskadi en París. EFE



5 Comentarios

  1. ¿Y el soterramiento en Vitoria?, ya nadie se acuerda de eso. Donde se perdieron esas dineradas.. no, no fue por el covid, no.

    Preguntad al PNV que deberian saberlo, sobre todo desde que apuñalaron los pactos con el PP, para votar a su Sanchidad.

    Otro exito Jeltzale… madre mia.

  2. el numero de funcionarios sube un monton y su sueldo tambien
    el numero de trabajadores que sustentan todo el sistemas baja otro monton y su sueldo tambien
    no hay que ser muy listo para ver que cada dia ahy menos tirando del carro y que el carro se parara.

  3. «Igualdad, Justicia y Políticas Sociales dispondrá de 528,6 millones, 14, 5 % más. Emakunde tendrá un presupuesto de 7,4 millones y la Agencia de Cooperación al Desarrollo de 50,2. Se destinan además 42,5 millones para AES y para ayudas contra la pobreza energética, mientras que la gestión de las cárceles recién traspasada a Euskadi se lleva 70 millones»

    Traducción

    Igualdad, Justicia y Políticas Sociales=Compra de votos a cambio de paguita

    Emakunde, AES y ayudas contra la pobreza energética=Chiringuitos varios para los mios

    Gestión de las cárceles recién traspasada a Euskadi se lleva 70 millones=Que no les falte de nada hasta que saquemos a los de ETA a la calle

  4. Cito:aprovechar la «ventana de oportunidad sin precedentes» que supone la suspensión de las reglas fiscales por parte de la Unión Europea
    Osea:Es como si fuese al banco a pedir un préstamo y como no van a mirar si puedo pagarlo aprovecho y me endeudó aunque no vaya a devolverlo nunca.
    Y encima se alegran!!!
    Lo de no reunirse con uno de los partidos porque no les apetece,eso ya me parece un poquito antidemocrático.

Dejar respuesta