foto ajena a la información

Los colegios e institutos vascos tendrán más autonomía para decidir la carga horaria de cada materia o ámbito, partiendo de un horario mínimo de referencia, además de tener los alumnos más optativas entre las que elegir.

Así figura en los tres decretos que fijan el currículo (los planes de estudio y los criterios) de la Educación Infantil, Educación Básica (que incluye Educación Primaria y ESO) y Bachillerato en Euskadi, aprobados por el Consejo de Gobierno.

La idea es consolidar el cambio que se inició en la educación vasca en 2015 para avanzar hacia un aprendizaje por ámbitos, en vez de por materias.

Esta educación por ámbitos busca impartir de manera conjunta los aprendizajes de diversas materias, de manera que el alumno no tenga que recibir un día, por ejemplo, seis clases de materias diferentes de seis profesores distintos.

Para llevarla a la práctica se da autonomía pedagógica y de gestión a los centros educativos.

Por ello, serán los centros educativos los que, partiendo del horario mínimo de referencia que los decretos establecen para cada ámbito o para cada materia, tendrán libertad para definir la carga horaria que consideren para cada una.

En el caso de la enseñanza organizada por ámbitos son los centros los que establecen los ámbitos a impartir y las materias que componen cada ámbito.

En todas las etapas se hace hincapié en la competencia comunicativa y lingüística del alumnado desde una perspectiva plurilingüe, promoviendo el uso del euskera.

También con autonomía, ya que los centros educativos concretarán los objetivos respecto al aprendizaje de las lenguas en su proyecto lingüístico.

Este se elabora en cada centro teniendo como referencia el perfil de salida (qué competencias tiene que lograr el alumnado al terminar cada ciclo) y a partir de un análisis de la situación de partida y del entorno sociolingüístico del centro.

Otra de las características de este nuevo desarrollo curricular es la oferta de materias optativas que propone para las etapas de ESO y Bachillerato, lo que permitirá al alumnado escoger mejor su itinerario académico.

Asimismo, se prestará atención al bienestar emocional del alumnado y para ello el currículo de Bachillerato recupera la figura del tutor, estableciendo una hora semanal de tutoría educativa. En esa misma línea, en la ESO se introduce la materia optativa «Bienestar físico y emocional».

LAS NOVEDADES EN EDUCACIÓN INFANTIL Y ESO

Estas son las principales características y novedades de los nuevos currículos, por etapas educativas:

En Educación Infantil se presta especial atención a la acogida afectiva de niños, teniendo en cuenta que en esta etapa se produce el primer contacto de éstos fuera del entorno familiar. Además, se promueve el contacto con la naturaleza y el conocimiento del entorno.

En Educación Primaria, en su primer ciclo, también se pone atención en la transición de Infantil a Primaria. Por este motivo, en el primer ciclo de Primaria se ha alargado el tiempo del área de la Educación Física y se promueve también un mayor tiempo de recreo.

Además, se promueve la organización de las áreas por ámbitos, con una visión global. Así, se crea el área de «Conocimiento del medio natural, social y cultural», a partir de la fusión de Ciencias de la Naturaleza y de Ciencias Sociales.

El área de «Valores cívicos y éticos» se impartirá en sexto curso de Primaria y por coherencia tiene continuidad en primero de ESO.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se promueve la organización de las materias por ámbitos para 1º y 2º de la ESO: Por ejemplo, se impartirá materia de Ciencias Naturales (engloba Biología, Geología, Física y Química).

Además, la materia «Tecnología y digitalización», se impartirá en 2º y 3º de ESO.

En la ESO habrá una amplia oferta de materias optativas en todos los cursos: Segunda lengua extranjera; Filosofía aplicada al desarrollo personal y social (en 4º), Digitalización, Tecnología, Cultura científica, Salud física y emocional o Expresión artística, entre otros.

Para la titulación en ESO, será el equipo docente el que decida si el alumno con materias no superadas obtiene el título, en función de su desarrollo competencial.

BACHILLERATO CON CUATRO MODALIDADES

En el Bachillerato habrá cuatro modalidades: Ciencias y Tecnología; Humanidades y Ciencias Sociales; General y Artes.

Todas las modalidades de Bachillerato incluyen unas materias comunes: en 1º Educación física, Filosofía, Lengua castellana, Lengua vasca, Lengua extranjera, y, como novedad, Tutoría; y en 2º curso, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua castellana y literatura, Lengua vasca y literatura, Lengua Extranjera, y como novedad, Tutoría.

También el Bachillerato cuenta con muchas materias optativas, entre las que se encuentran: Segunda lengua extranjera; Historia de Euskal Herria; Anatomía aplicada; Fotografía; Pintura; Técnicas de laboratorio; Antropología social, Comunicación oral en lengua extranjera, Actividad física, ocio y salud.

Aquí, el alumnado podrá sacar el título con una asignatura no superada, siempre a propuesta del equipo docente y cumpliendo algunos requisitos -como no haber abandonado la materia, es decir, que haya realizado todas las pruebas de la misma-.

Estos nuevos currículos se implementan ya en este curso 2022-2023 en los cursos impares de cada etapa, y se extenderán al resto de niveles el próximo curso 2023-2024. EFE



Dejar respuesta