Los cielos en el País Vasco estarán este miércoles muy nubosos o cubiertos, con chubascos débiles a moderados más frecuentes desde primeras horas de la mañana y con posibilidad de tormentas. La retreta se prevé lluviosa.

Para mañana, día de San Prudencio anuncian lluvias hasta las 2 de la tarde, cuando se abrirán claros y dejará de llovere.

Según informa Euskalmet, este miércoles los vientos serán flojos de dirección variable, aunque se fijarán del norte durante la segunda mitad del día con intervalos moderados. Las temperaturas mínimas iniciarán un ligero a moderado ascenso y las máximas un acusado descenso.

Las temperaturas mínimas previstas son de once grados en San Sebastián, de doce en Bilbao y de ocho en Vitoria, mientras que se esperan máximas de quince grados en la capital guipuzcoana, de 16 en la vizcaína y de catorce en la alavesa.

En el mar Cantábrico, soplarán vientos de dirección variable con fuerza dos a tres que por la tarde se fijarán del noroeste con intensidad tres.
El estado de la mar será de mar rizada a marejadilla con áreas de marejada de madrugada y habrá mar de fondo del norte que levantará olas de hasta medio metro de altura.

Para el jueves se esperan cielos muy nubosos con chubascos débiles a moderados, especialmente durante la primera mitad del día, si bien por la tarde las precipitaciones tenderán a remitir. Los vientos serán flojos a moderados de componente norte y las temperaturas no sufrirán cambios o iniciarán un ligero descenso. EFE



Dejar respuesta