igualdad

La campaña del 8 de marzo en Euskadi se centrará en denunciar la presión social que sufren las niñas sobre su aspecto físico debido a la explotación mediática cada vez más intensa del cuerpo femenino y tratará de liberarlas de esos exigentes cánones de belleza.

«¿En serio? ¿Es esto lo que queréis para nosotras?» es la pregunta que dirigen a la sociedad las cuatro niñas protagonistas de esta campaña organizada para el próximo 8 de marzo con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, y la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, han presentado en Vitoria la campaña que interpela a toda la sociedad sobre la gran presión de la que son objeto las chicas y las mujeres por la obligatoria «perfección» de sus cuerpos, la hipersexualización y un concepto cada más mercantil de sus cuerpos.

«Estamos a tiempo de evitar que las próximas generaciones de mujeres sufran esta presión sobre sus cuerpos y su aspecto físico que resulta tan limitante para sus vidas», ha explicado Artolazabal.

El objetivo es liberarlas ante el bombardeo de imágenes de cuerpos perfectos que reciben diariamente a través de muchos videojuegos, redes sociales, algunos sectores de la moda, medios de comunicación o propuestas publicitarias.

La consejera ha recalcado que la gran meta es conseguir que las próximas generaciones sean las de la igualdad y para ello la campaña lanza un mensaje a las chicas jóvenes «para que a través del empoderamiento sean conscientes de su valor como seres humanos únicos, más allá de su aspecto físico».

La directora de Emakunde ha destacado por su parte que la cosificación y la sexualización de las mujeres produce desigualdad, porque impide «ver a las mujeres como seres humanos, porque reduce la empatía hacia ellas como personas, y también su valor» y esto «da pie a que se den violencias más extremas contra ellas».

«Hay que evitar a toda costa la deshumanización de las mujeres y niñas y su reducción a meros cuerpos», ha señalado Landaida, quien ha recordado «los efectos nocivos» añadidos que tiene esta exigencia para la salud de las chicas, con consecuencias graves en muchos casos como la anorexia u otros trastornos alimenticios.

La campaña se desarrollará entre el 1 y el 15 de marzo en soportes exteriores, medios de comunicación, redes sociales, instituciones, centros escolares, de salud, asociaciones, empresas y bibliotecas, entre otros. EFE



2 Comentarios

  1. Ya están poniendo a las mujeres de pobrecitas que no saben pensar por si mismas.

    Para este año a las que sí les guste es que están desumanizadas y son objeto de mercantilización. Además les provoca violencia, reducción de empatia y valor….

    Lo que hay que oir… Desde luego viven en una realidad paralela.

    Si comulgas eres de las buenas y sino eres de las malas.

    Luego para la Ertzaina y policía local pruebas irrisorias para que «no tengan presión» y no se espanten, no sea que alguna pierda grasa donde no le gusta o se ponga «muy marcada».

    Hoy he visto una intervención de la Ertzaintza, mientras ellos estaban dentro actuando, ella estaba fuera ¿vigilando? por no decir directamente que estaba mirando.

    Como dice el mene:

    Barbie impone canones inalcanzables que oprimen a las mujeres.

    Pues este es He-Man.

    Ale, a seguir liberando de canones de belleza hasta decir, vasca.

  2. Ahí ahí, con dos cojones promoviendo la obesidad y todo lo que lleva con ella (diabetes, problemas de articulaciones, problemas cardiovasculares…). Y no, no se trata de «gordofobia» se trata de evitar problemas de salud que pueden ser muy graves e incluso mortales.

Dejar respuesta