Las empresas alavesas tienen una visión negativa pese a los buenos datos

0
visión
IMQ – Marzo 19
entreseccion_noticia

(EFE).- Las empresas alavesas tienen una visión negativa de la situación económica pese a que los datos de la actividad de sus compañías son positivos, según los datos del último barómetro realizado por la patronal alavesa SEA.


El director general de SEA, Juan Ugarte, y el director adjunto, Aitor Otaola, han presentado este martes los datos de esta encuesta realizada entre trescientas empresas del territorio.

El 51 % ve el mercado estancado frente al 19 % de hace un año, un incremento de 32 puntos, mientras que se ha reducido en 40 puntos el porcentaje de empresas que observa una reactivación ligera o fuerte del mercado.

ETL – Febrero

En cuanto a los pedidos, en estos primeros meses del año se constata una ligera caída, ya que han disminuido en diez puntos las empresas con pedidos ligeramente altos (del 28 al 18 %) y han aumentado las empresas con carteras de pedidos normales (del 41 al 54 %).

Para los próximos meses las previsiones de aumento del empleo son similares a las de hace un año, ya que el 41 % prevé aumentar la plantilla, frente al 43 % de 2018, el 28 % de hace dos años y el 18 % de hace tres ejercicios. El 47 % prevé mantener su nivel de empleo actual y el 12 % rebajarlo.

Además, el porcentaje de empresas que esperan mantener o aumentar sus inversiones desciende en ocho puntos respecto al año anterior, al quedarse en el 84 %, con tendencias a la baja en la construcción, la madera y la química, mientras que mejora en el metal.

En la encuesta del SEA se recoge que el cierre del ejercicio pasado respecto de 2017 ha sido mejor para el 42 % de las empresas, igual para el 33 % y peor para una cuarta parte.

Sobre las demandas a los poderes públicos, el 60% de las empresas encuestadas pide reducir la fiscalidad que se les aplica y, a la vez, el 39 % aumentar las ayudas y las subvenciones, y una mayor inversión pública (33 %).

Entre las preocupaciones de las empresas destaca la debilidad de la economía española (61%) y la internacional (42 %), así como la dificultad para la contratación de trabajadores cualificados (38 %).

El director general de SEA ha explicado que “más allá de las sensaciones subjetivas” de los empresarios, los datos reales de pedidos, de facturación, inversión y empleo “aunque son ligeramente peores” que a principios de 2018 “siguen siendo buenos”.

Ha reconocido que esa “visión negativa” de las empresas viene dada por las “incertidumbres” más que por su propio comportamiento interno y ha advertido que el riesgo es que ese “temor” se traslade a las inversiones futuras.

Ugarte ha citado entre las incertidumbres la polémica sobre la “infundada demonización” del uso del diésel para la automoción y, en el ámbito internacional, el brexit y la política arancelaria del Gobierno de Estados Unidos.

También ha citado la “incertidumbre” que genera la celebración de elecciones y la “ausencia de gobiernos estables y dotados de músculo”, que generen “confianza” empresarial.

Ha insistido en “reducir la fiscalidad” para mejorar la competitividad empresarial, no solo en el Impuesto de Sociedades sino también en el “resto de cargas” como las cotizaciones a la Seguridad Social, el Impuesto de Bienes Inmuebles y el de Actividades Económicas, y también que las administraciones potencien los “programas de estímulo” como el “renove” de automóviles y de impulso de obra pública. EFE

Compartir

Dejar respuesta