fiestas celedon cuenta atrás

La creación de «laboratorios» municipales, entendidos como espacios de «reflexión y trabajo» para promover que las fiestas de las localidades vascas sean igualitarias y no discriminatorias, es una de las recomendaciones de un estudio en el que se incluye el ejemplo de nueve municipios vascos que han logrado este objetivo.

El informe «Estrategias para la participación de las mujeres en las fiestas locales de la Comunidad Autónoma del País Vasco», ha sido elaborado por Emakunde a petición del Parlamento Vasco y en él se analizan las transformaciones que se han hecho en las fiestas de nueve localidades vascas para impulsar que se celebren en igualdad entre hombres y mujeres.

En la presentación, además de la directora del Instituto Vasco de la Mujer, Izaskun Lanlaida, han estado sus autoras, Margaret Bullen y Lidia Montesinos.

Este trabajo, estudia los cambios que se han llevado a cabo en las fiestas de Vitoria, Amurrio y Llodio, en Álava; en Bilbao, Berriz y Gernika, en Bizkaia; y en San Sebastián, Tolosa y Antzuola, en Gipuzkoa, y concluye que la transmisión de valores, tradiciones y costumbres festivas «no debe ser excusa para el mantenimiento de prácticas discriminatorias».

Toma como ejemplo los sucedido en estos lugares para destacar la intervención de los movimientos feministas para hacer ver el uso de argumentos «misóginos» que no permitían la «participación plena» de las mujeres en estos acontecimientos

Relata como el feminismo se ha ido introduciendo en las instiutuciones a través de las comisiones de fiestas, y que sus reivindicaciones se han ido plasmando en las políticas de igualdad de los consistorios, lo que ha permitido visibilizar «los problemas de género» también en los ámbitos culturales.

El estudio constata que no hay «fórmulas ni recetas mágicas» que hayan logrado fiestas igualitarias en los municipios analizados, sino que se ha tratado de «procesos singulares, diversos y muy apegados a cada tipología de fiestas, a las características de cada localidad y a su composición social.

Estos procesos en ocasiones surgen de conflictos «más o menos tensos», y en otras se desarrollan de manera «discreta y desde dentro, convenciendo a la gente». En este sentido, el informe subraya que el conflicto que se desató en los alardes de Hondarribia e Irun» es un ejemplo que «no se debe replicar o repetir».

Avanza una serie de recomendaciones, entre las que destaca que en cada localidad se cree un «laboratorio» en torno a las fiestas que funcione como un «espacio de reflexión y trabajo» y que derive a su vez en otros espacios «comarcales, locales o autonómicos» en el que confluyan todos los «laboratorios» locales.

Aconseja también que se forme a los técnicos municipales en materia de igualdad, participación y mediación de procesos, y que estos mantengan relación con el personal que tenga la misma función en el resto de instituciones. De igual manera, plantea la coordinación entre municipios, diputaciones y entidades autonómicas.

Asimismo, en el estudio se plantea la necesidad de formar a la ciudadanía sobre la historia de los símbolos y tradiciones festivas para entender sus lógicas y buscar formas de participar más igualitarias, al tiempo que apunta que se debe fomentar la implicación popular, el trabajo comunitario, el respeto a la diversidad y la coeducación de los niños en la igualdad, así como visibilizar los procesos positivos desarrollados en municipios de Euskadi.

En este sentido, Izaskun Lanlaida ha subrayado que lo sucedido en esas localidades es un «ejemplo de estrategia que se convierte en modelo y en incentivo» para otras ciudades. «Queremos que sean procesos de cambio inspiradores», ha defendido.

Por su parte, Margaret Mullen ha subrayado que este estudio ha enseñado que hay «muchas maneras de adaptar los ritos, actos y actividades festivas sin perder identidades y culturas» y al mismo tiempo actualizándolos para «ampliar la participación de hombres y mujeres en igualdad de condiciones y ganando en diversidad, sin discriminación ni exclusiones». EFE


Compartir

5 Comentarios

  1. Posiblemente, por eso para la próxima candidatura a lendakari deben de proponer a una mujer, y dejar a parte hipocresías.Que Emakunde, Instituto Vasco de la mujer y el Gobierno Vasco pidan la cesión de la próxima candidatura del señor Íñigo Urkullu para romper el techo de cristal y dar ejemplo lo demás es palabrería.
    Ya de paso que revisen la figura histórica del fundador del PNV, el señor Sabino Arana que era un misógino machista confeso y orgulloso, qué recluyó a su mujer en un convento para ser la perfecta esposa y que supiera hacer tareas domésticas y obedecer a su marido.
    Ya que nos ponemos a revisar tradiciones machistas ancestrales, debemos cuestionar los también la figura de ciertos personajes hasta ahora incuestionables y elevados a semidioses, pero qué si se lee lo que escribieron en su época dejan a Hitler como a un monaguillo.
    Si nos ponemos, nos ponemos a todo, empieza a oler a rancio el feminismo selectivo de Emakunde y ciertos políticos oportunistas.

    • Totalmente de acuerdo. Igualdad y paridad para todo y en todos los ámbitos, empezando por que el sueldo de las mandamases de Emakunde se equipare con el de una cajera o un cajero de supermercado al igual que el trabajo que este colectivo si que realiza superando con creces a estas salvapatrias que solo ladran los eslóganes del partido que les amamanta….. ah! no que eso es otro tema y no toca eh?? Hipócritas. SALUD

  2. Adiós a Celedon, bienvenida Celedonia!
    Adiós al Ironman, bienvenida Ironwoman!
    A la próxima lehendakari, la próxima alcaldesa de Vitorio- Gasteiz la próxima Obispa de Vitorio-Gasteiz y así con todo?
    Pues si que va a cambiar la cosa. Bienvenido sea el cambio…

Dejar respuesta