vino países cosecha
vino cosecha

Por Pilar Mazo

Logroño, (EFE).- La Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja afronta el momento más intenso y álgido de la vendimia, con todos sus operadores recepcionando uva, a ritmo muy alto y con expectativas de superar los 400 millones de kilos de uva de «gran calidad», según los primeros indicadores en los vinos descubados.

Así lo ha explicado a Efe el jefe del Órgano de Control del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Pablo Franco, en un momento en el que ya se ha recogido en el entorno de los 260 millones de kilos de uva, lo que representa más del 50 % de la cosecha vendimiada, y a un elevado ritmo diario de entregas, que hace prever que la recogida pueda terminar en los próximos siete días.

Este año, la superficie productiva de Rioja alcanza las 62.641 hectáreas -759 más que en la campaña anterior-, de las que 58.016 son de variedades tintas y 4.625 de blancas, que cultivan unos 16.000 viticultores.

La uva blanca de Rioja -unos 40 millones de kilos- está vendimiada en su práctica totalidad, con unos valores analíticos de alcohol, ph y acidez «muy buenos»; y la tinta, aunque sus primeros descubes no están tan adelantados como en la blanca, también está entrando en bodega en «muy buenas condiciones», ha precisado.

Este año, las condiciones climatológicas en el final de la maduración de la uva, con días muy calurosos, pero, a su vez, noches muy frías y muy frescas, son las que, según Franco, han favorecido la evolución de la maduración y, en especial, el equilibrio del alcohol, ph de estos vinos.

El presidente del Consejo Regulador de la DOCa, José María Daroca, en calidad de viticultor, también ha destacado a Efe el buen estado sanitario con el que la uva entra este año en la bodega.

En la Cooperativa Comarcal de Navarrete, donde deposita sus uvas, una tercera parte está entrando con 13,5 grados y «unos parámetros extraordinarios», ha recalcado.

También ha valorado que, gracias a la buena climatología, se está haciendo una vendimia «muy selectiva»,, tanto manual como de manera mecanizada, buscando el momento óptimo de maduración final para cortar la uva, lo que ha calificado de «muy favorable», por lo que «si el tiempo acompaña, como hasta la actualidad, se logrará una gran cosecha de uva y de una gran calidad en el vino».

En la misma línea, Carlos Bujanda, propietario de Bodegas Fernández de Piérola, situada en Moreda (Álava), una de las referentes en Rioja y situada a unos siete kilómetros de Logroño, ha destacado a Efe que «tenemos la suerte de estar disfrutando de una vendimia de gran calidad».

Ha incidido en la importancia de acometer una recogida selectiva y escalonada porque la maduración no es homogénea en todos los viñedos, como también ha aconsejado el Consejo Regulador de la DOCa Rioja en sus diferentes controles de maduración.

Bujanda ha detallado que la uva está «tremendamente sana» y, por su experiencia en el sector, ha enfatizado que «pocos años podemos decir que hemos tenido una vendimia tan sana en Rioja como la de este año y con una graduación que está alcanzando unos niveles razonables y unos parámetros de calidad muy interesantes de cara a elaborar vinos de guarda y de futuro».

Unos 200 vigilantes de pesaje y otros 25 técnicos de apoyo es el operativo especial que el Consejo Regulador de la DOCa Rioja, que comparten La Rioja, País Vasco y Navarra, ha desplegado para esta vendimia, en aras a cumplir con sus máximos controles de calidad, ha precisado Franco.

Ha concluido que Rioja presenta la singularidad de contar con sistema de control desde el viñedo hasta el punto de venta final del vino, con el objetivo de garantizar la máxima calidad de los vinos y la certificación de su origen, como una garantía de autenticidad del consumidor.


Compartir

Dejar respuesta