Las trabajadoras del Consorcio de escuelas infantiles Haurreskolak están llamadas a secundar a partir de mañana lunes tres nuevas jornadas de huelga, convocadas por LAB, STEILAS y ELA, a las que se añade que ELA ha convocado más huelgas en transporte y comedores escolares el martes y el miércoles.

Los paros en las Haurreskolak están convocados los próximos lunes 22, 23 y 24 de febrero: los últimos en el sector fueron hace un mes, en enero.

Con el lema «En defensa de nuestro futuro, Consorcio Haurreskolak en lucha», reclamarán el cumplimiento de los acuerdos, la negociación del nuevo convenio colectivo, la estabilización de las plantillas, la gratuidad y la integración en educación.

Se movilizarán en las capitales: en Vitoria (11:30 Plaza de los Fueros), Bilbao (11:30 Ayuntamiento) y San Sebastián (11:30 cadena humana desde el Ayuntamiento a la Delegación de Educación).

En anteriores paros, los sindicatos han cifrado en un 65-70 % el seguimiento de las jornadas de huelga en el Consorcio Haurreskolak.

Más jornadas de huelga

A este paro se va a añadir la convocatoria de otras dos jornadas de huelga en los comedores y el transporte escolar de los centros públicos, privados y concertados de Euskadi para los próximos días 23 y 24 de febrero, por parte de ELA, ante «la falta de respuesta» del departamento de Educación y de las patronales del sector a sus reivindicaciones.

Según la central, se mantiene «la no oferta» del servicio a la totalidad de los comensales y sigue habiendo una «falta de medidas y protocolos concretos, que garanticen tanto la seguridad como el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales de este curso y a futuro».

Ante ello, el sindicato ha convocado otros dos días de huelga, continuando con el calendario de movilizaciones iniciado en el sector el pasado 15 de septiembre.

Según el sindicato, las decisiones del departamento «han llevado a la pérdida de derecho de comedor a 17.000 comensales, afectando en la destrucción de 1.000 empleos eventuales, y cerca de otros 1.000 empleos fijos discontinuos han pasado a una situación de inestabilidad, en refuerzos covid-19 sin garantía de mantenimiento de empleo y en condiciones más precarias». EFE


Compartir

Dejar respuesta