Los sindicatos ELA, SATSE, SME, LAB, CCOO, UGT, ESK, SAE, UTESE han convocado en Osakidetza una jornada de huelga en cada uno de los territorios, que se desarrollará los próximos 29 de octubre en Álava, 5 de noviembre en Gipuzkoa y 12 del mismo mes en Bizkaia, para exigir al departamento de Salud la adopción de medidas que palíen la «grave» situación de la sanidad pública vasca.

Representantes de dichos sindicatos han señalado en una conferencia de prensa en Bilbao que pese a las reiterados llamamientos sindicales, las movilizaciones desarrolladas y los contactos bilaterales mantenidos por la nueva consejera de Salud, Gotzone Sagardui, con algunas centrales, «a día de hoy no hay ninguna medida concreta» dirigida a solventar los «problemas estructurales» que aquejan a Osakidetza.

Se trata, según han indicado, de problemas «que vienen de lejos» y que la pandemia de Covid-19 ha agravado, entre ellos la falta de plantilla suficiente.

En su opinión, los 4.000 empleos anunciados en los próximos 4 años en Osakidetza «ni siquiera» van a reponer el número de personas que se van jubilar en la legislatura, por lo que sería necesario, al menos 4.000 plazas más, éstas de nueva creación, ha indicado la portavoz de Satse, Amaia Mayor.

La «graves carencias» existentes «ni han nacido con el virus ni van a desaparecer si no se adoptan soluciones estructurales y de calado», han insistido los convocantes, que han considerado que el Gobierno Vasco no les ha dejado otro camino que «el de la movilización».

Preguntados por la oportunidad de convocar tres días de huelga en un contexto de crisis sanitaria, la responsable de ELA en materia de sanidad, Esther Saavedra, ha indicado que «precisamente porque estamos en pandemia es más necesario que nunca resolver los problemas de Osakidetza».

La portavoz de Satse, por su parte, ha señalado que las centrales esperaron al fin del estado de alarma y a una mejora de la evolución de la pandemia para retomar sus movilizaciones y ha añadido que ahora estarán atentas a la situación epidemiológica y que «en caso necesario», atrasarían las huelgas.

Las sindicalistas han recordado que los trabajadores de Osakidetza retomaron en junio las movilizaciones -la última fue una manifestación el 3 de octubre en Bilbao- y que el pasado año los empleados de la atención primaria secundaron tres jornadas de huelga «para exigir soluciones a la situación extrema que soportan a diario».

Han lamentado, sin embargo, que «más allá de discursos propagandísticos por parte del Gobierno Vasco, ni el Departamento de Salud ni la propia Osakidetza han puesto encima de la mesa medidas tendentes a aliviar las graves deficiencias que sufre la sanidad pública vasca».

La responsable de ELA ha desvelado que algunos sindicatos, los representados en la mesa sectorial de Osakidetza, han mantenido reuniones con la nueva consejera de carácter bilateral, por indicación del departamento y pese al deseo sindical de tratar la problemática con la «intersindical completa», que integran los nueve sindicatos convocantes.

A su juicio, tales encuentros han representado «una escenificación de una eventual voluntad de diálogo» por parte de la consejería ya que no se ve una voluntad «de tomar medidas y avanzar».

Los convocantes han vuelto a criticar la tendencia «descendente» de la inversión en la sanidad pública vasca, lo que se refleja, según han denunciado, en forma de «escasez de medios humanos y materiales, sobrecarga sistemática de trabajo, altas tasas de temporalidad, agotamiento físico y emocional, recortes de derechos laborales, privatización de servicios, desprotección y descuido de la salud laboral».

Frente a ello, los sindicatos reclaman la equiparación de la partida presupuestaria para la sanidad pública a la media europea, destinando un 25 % a la atención primaria; el aumento de plantilla y la consolidación de trabajadores eventuales -según sus datos, hay 15.000 trabajadores eventuales en Osakidetza-.

Demandan, además, la reversión de «todos los recortes», la recuperación del poder adquisitivo, la negociación de un nuevo acuerdo regulador, y medidas para garantizar la salud y la seguridad de la plantilla, entre otras medidas. EFE

Salud advierte de que la huelga no se entiende y aboga por el diálogo

EFE).- El Departamento de Salud ha asegurado que «no se entiende» la convocatoria de huelga anunciada por los sindicatos y ha abogado «por la vía del entendimiento y no por la de confrontación» al tender la mano al diálogo a las centrales como «única manera de llegar a acuerdos».

Salud ha hecho público un comunicado en el que responde a la convocatoria de tres jornadas de huelga por parte de ELA, Satse, SME, LAB, CCOO, UGT, ESK, SAE y Utese para exigir al Departamento la adopción de medidas que palíen la «grave» situación de la sanidad pública vasca.

La consejería de Gotzone Sagardui ha rechazado estos paros en un momento en el que se están desarrollando, según ha señalado, reuniones bilaterales dirigidas a «escuchar y compartir las necesidades planteadas por los sindicatos».

Ha solicitado a las centrales sindicales que «se ajusten a la verdad a la hora de realizar sus afirmaciones», tras subrayar que es «rotundamente falso» que en Osakidetza haya recortes de recursos humanos y materiales.

Como ejemplo, ha explicado que Salud es el Departamento con mayor dotación económica del Gobierno con un tercio del presupuesto global (3.941 millones), así como que Osakidetza destina más de 69 millones a inversiones ligadas a la modernización y actualización del sistema, y que el gasto sanitario público por persona es de 1.801 euros, el más alto del Estado junto a Navarra.

También ha hecho hincapié en que el 68 % de presupuesto del Servicio Vasco de Salud se destina a personal y en que a principios de este año se aprobó la mayor ampliación de plantilla estructural de la historia con 953 plazas de nueva creación, que la plantilla está dotada de 27.906 profesionales y que este año ha llegado a superar los 39.000.

Por último, Salud ha recordado el compromiso de ofertar 4.000 plazas para esta legislatura. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Todas las ratas que han estado cobijad@s sin dar palo al agua salen ahora de sus trincheras reivindicando más sueldo y menos horas, para descojonarse

  2. No han dado palo al agua y usan al paciente como moneda de cambio ….. a la mínima de un virus .
    mercenarios de nuestros impuestos !!
    Si no os gusta , cambiad de trabajo que nos sale muy cara esta sanidad Pubica .

  3. Ni diálogo ni gaitas …. servicios mínimo del 90-100% y a correr .
    Cambio de regimen en el funcionario público ….. sanciones , despidos …. al que no este a la altura .

Dejar respuesta