La Itzulia femenina contará con 126 ciclistas de 21 equipos confirmados en la línea de salida, entre ellas algunas de las mejores corredoras del mundo, como la ciclista del Movistar Annemiek Van Vleuten, si bien su fractura en la muñeca tras caerse en la París-Roubaix le hace ser duda.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de San Sebastián ha sido el escenario de la presentación de la primera edición de la Vuelta Ciclista al País Vasco-Itzulia femenina, carrera que comenzará el próximo viernes en Vitoria para finalizar el domingo 15 en San Sebastián tras la disputa de tres etapas.

De los 21 equipos confirmados en la línea de salida, 12 de ellos World Teams y 9 de categoría UCI Continental Teams para un total de 126 ciclistas.

La participación aún no es oficial pero, además de Van Vleuten, figuran otros nombres a tener en cuenta como los de su compañera Lourdes Oyarbide, Lucinda Brandt (Trek Segafredo), Ane Santesteban y Urska Zigart (Team Bike Exchange), Eva Buurman y Tereza Neumanova (Liv Racing Extra), Ahleigh Moolman (SD Worx), Mavi García (UAE) o Liane Lippert (DSM).

La carrera comenzará con una primera etapa entre Vitoria y Labastida, de 105 kilómetros y las ascensiones a Zaldiaran (3ª), Mirador de Rivas (2ª) y Herrera (3ª), esta última a menos de 40 kilómetros de la meta.

En la segunda jornada el pelotón saldrá y llegará en la localidad vizcaína de Mallabia, una etapa de 117,9 kilómetros con seis ascensiones a Areitio (3ª), Montecalvo (3ª), Bizkaiko Begiratokia (3ª), Milloi (3ª), Trabakua (3ª) y Karabieta (1ª), ésta a sólo 12 kilómetros de la línea de llegada.

Y para terminar, la etapa con salida y llegada en San Sebastián, de 139,8 kilómetros, y que tendrá un recorrido similar al de la Clásica con las subidas a Aia (3ª), Jaizkibel (2ª), Gurutze (3ª) y Murgil Tontorra (2ª), las tres últimas dentro de los 50 kilómetros finales y la última a ocho kilómetros de la llegada.

Julián Eraso, presidente de OCETA, entidad organizadora de la carrera, ha recordado durante el acto de presentación que esta carrera “nace de la Clásica San Sebastián” cuya edición femenina de 2019 supuso “una alegría terrible” por “la respuesta maravillosa” tanto de la organización como de los aficionados.

La carrera, eso sí, se ha visto obligada a cambiar su fecha de celebración y adelantarse al mes de mayo debido al cambio de fechas del Tour femenino, una prueba a la que según Eraso, “le hemos marcado el camino”.

Durante el acto también se presentaron los maillots que lucirán las ciclistas, diseñados por Gobiki y cuyo maillot amarillo contará con el patrocinio de Laboral Kutxa, mientras que el blanco de puntos rojos de líder de la montaña lo esponsorizará Eusko Label, el verde de la regularidad Gipuzkoa Kirolak y el azul de mejor joven contará con el apoyo de Euskadi Basque Country. EFE


Compartir

Dejar respuesta