¿El Gobierno aplacará el cabreo hostelero con dinero? ¡Reunión!

La economía vasca se mantuvo en marzo en la zona de «crecimiento sólido» a pesar de que el consumo privado tuvo un «menor dinamismo» como consecuencia de la alta inflación, mientras que la inversión «moderó su ritmo de crecimiento».

Desde el lado de la oferta, los servicios ligados al consumo son los que más suavizan su incremento, mientras que la industria y la construcción mantienen el ritmo del mes anterior, según el «Termómetro Económico» mensual del Departamento de Economía y Hacienda.

En marzo el Termómetro dio a la economía vasca una valoración de 131,2 puntos, un «suave descenso» de siete décimas con respecto a febrero (131,9), pero se mantuvo en la zona de «crecimiento sólido» al superar los 100 puntos (en una escala de 0 a 150).

Para elaborar el Termómetro Económico se miden más de 100 indicadores que tienen una elevada correlación con el PIB. EFE



Dejar respuesta