hacienda diputacion recaudación

La recaudación fiscal de las tres haciendas vascas ha caído un 21,8 % hasta mayo al ingresar 4.197,1 millones, es decir 1.170,2 menos que en el mismo periodo del año anterior debido al impacto en la economía y el consumo de las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Los efectos de la declaración del estado de alarma a mediados de marzo ya se dejó ver en la recaudación del primer trimestre, que bajó un 7,19 %.

Esta tendencia a la baja se duplicó en abril, cuando continuó el confinamiento, y la caída de ingresos alcanzó el 16,8 % hasta quedarse en 3.802,2 millones, y se ha agravado en mayo, con un descenso del 21,8 %, según los datos publicados este viernes por las tres haciendas forales.

Esto se debe al parón de la actividad económica, al mayor número de devoluciones respecto al año pasado en este periodo y a la aplicación de medidas tributarias para mejorar la liquidez, especialmente de microempresas, pymes y trabajadores autónomos.

No obstante hay diferencias por territorios, ya que en Bizkaia la caída ha sido más atenuada, del 17,3 % respecto a mayo de 2019, en Gipuzkoa el descenso se cifra en el 23,9 % y en Álava es donde más ha bajado, un 36 %.

Bizkaia ha recaudado hasta mayo 2.543,1 millones, es decir 531,2 millones menos. Del total ingresado, 1.153,1 millones corresponden a la imposición directa, que sufre una bajada del 10,5 %.

El IRPF en su conjunto suma 1.014,2 millones de euros, un 9,2 % menos, si bien el descenso de las retenciones de rentas de trabajo se limita al 3,9 %. El Impuesto de Sociedades aporta 104,8 millones de euros, un 18,9 % menos.

Los impuestos indirectos, contabilizado el primer pago de 224 millones de euros a las diputaciones forales de Álava y Gipuzkoa, aportan 1.282,9 millones a la recaudación obtenida hasta mayo, un 19,8 % menos que hace un año. El IVA de gestión propia cae un 25,8 %, hasta los 906,3 millones.

Gipuzkoa por su parte ha recaudado 1.171 millones, es decir 368 menos. Los ingresos han caído un 14,8 % y las devoluciones han subido un 9,8 %. La Hacienda guipuzcoana calcula un descenso de entre el 20 % y el 25 % de la recaudación total del año.

Por el impuesto sobre la renta ha recaudado 63,7 millones menos (-8,9 %) por rendimientos del trabajo. Así, el balance del IRPF en su totalidad es negativo, ya que se han ingresado 541,9 millones, lo que supone 39,1 millones menos que en el ejercicio precedente (-6,7 %).

Respecto al Impuesto de Sociedades, la recaudación líquida en Gipuzkoa se sitúa en 55,8 millones (-11,1 %).

En cuanto al IVA que gestiona la Diputación, la recaudación se desplomó un 43,2 % hasta los 307,6 millones, es decir, 234 millones menos que en 2019.

Sin embargo, la peor parada hasta ahora ha sido la Hacienda alavesa, que en los cinco primeros meses del año ha ingresado 483 millones, lo que significa 271 menos.

La recaudación de los impuestos directos ha caído un 20,6 %. Entre ellos, por IRPF se han recaudado en Álava 204 millones de euros, el 20,9 % menos.

Por retenciones de trabajo se han ingresado 77 millones menos (-24,1 %) y 6,5 millones menos (-44,4 %) en pagos fraccionados de autónomos. Álava ha amortiguado la caída del dato sobre la cuota diferencial neta del IRPF (+35,1 %) debido, en gran medida, al retraso en la atención presencial de la campaña de la renta, que a diferencia de otros territorios ha conllevado menos devoluciones.

El otro impuesto directo, el de Sociedades, ha acumulado un descenso del 20,9 %, al quedarse en 25,3 millones de euros hasta mayo, 7 millones menos.

Una mayor bajada han experimentado los tributos indirectos, de hasta el 46,8 %, es decir 185 millones menos. Por el IVA se han recaudado 117,7 millones, lo que supone 159 millones menos (-57,4 %).

La diputada alavesa de Hacienda, Itziar Gonzalo, ha reconocido que mayo será uno de los meses «más duros» en cuanto a recaudación pero, aunque se seguirán registrando valores negativos en los próximos meses, prevé que en este territorio la caída será menos pronunciada a partir del verano. EFE


Compartir

Dejar respuesta