La Ertzaintza reforzará los controles sobre camiones y autobús desde este lunes y hasta el próximo domingo para evitar el fraude en las emisiones de los motores diésel y vigilar que se cumplen los tiempos de conducción y descanso fijados.

El Departamento de Seguridad ha indicado que los controles van a estar centrados en la utilización del sistema AdBlue, que se encarga de reducir las emisiones de los motores diésel ya que algunos vehículos industriales utilizan emuladores para anular este sistema. Las inspecciones tratan de destapar este tipo de fraude.

Otro de los objetivos es controlar si se cumplen los tiempos de conducción y descanso estipulados, si el tacógrafo ha sido manipulado, o si la carga excede del peso permitido y va bien sujeta. En los autobuses se vigilará que los pasajeros lleven puesto el cinturón de seguridad.

La directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera, ha recordado que los vehículos destinados al transporte de mercancías y personas son objeto de especial vigilancia, porque un accidente en ellos puede tener «serias consecuencias». EFE



Dejar respuesta