Irekia

Los tres partidos de la oposición en la Diputación de Álava, EH Bildu, PP y Elkarrekin Araba, han censurado la falta de autocrítica de esta institución en el caso Sansoheta, en el que diez hombres han sido juzgados acusados de corrupción y abuso sexual de menores tutelados, y ha pedido un cambio de modelo en la atención a estos jóvenes.

El PP ha llevado al pleno de este miércoles de las Juntas Generales de Álava una moción en la que reclamaba que se instara a la Diputación, gobernada por PNV y PSE, a indemnizar a los menores víctimas de este caso. La iniciativa ha sido rechazada al igual que las dos enmiendas de sustitución que han presentado EH Bildu y Elkarrekin Araba.

Ha salido adelante sin embargo la presentada por PNV y PSE, que tienen mayoría en la Cámara provincial, en la que se insta a la Diputación de Álava a agilizar la apertura y puesta en marcha del centro previsto para menores con problemas conductuales graves.

El texto de los partidos que sustentan al gobierno foral no ha recibido votos en contra ya que el resto de formaciones se han abstenido. En él las Juntas Generales condenan de manera enérgica» los abusos sufridos por los menores e instan a la Diputación a continuar en la mejora de los programas de apoyo socioeducativo y psicosocial de los jóvenes tutelados.

PNV: EL PP QUIERE OBTENER RÉDITO POLÍTICO

Durante el debate la juntera del PNV Izaskun Moyua ha arremetido contra el PP al que ha acusado de querer «obtener rédito político con estas víctimas» y ha insistido en que la Diputación de Álava ni la que era responsable del área de menores cuando en 2016 saltó el caso, la actual consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, han estado nunca imputadas por estos hechos ni se les ha exigido en el juicio ninguna responsabilidad.

Moyua ha enmarcado la moción del PP en el «miedo político» a la nueva candidata del PNV a la alcaldía de Vitoria, la propia Artolazabal, y ha recordado que esta ya dio en 2016 las explicación pertinentes y que la Diputación ha puesto en marcha muchas medidas desde entonces para mejorar.

Ana Morales (PP) ha insistido en la responsabilidad política de la Diputación y de Artolazabal en este caso, ha censurado el interés de «tapar» lo sucedido y ha asegurado que falta «mucha autocrítica» y «mucho por hacer» para mejorar la atención a los menores tutelados.

EH BILDU PIDE UN CAMBIO DE MODELO

Desde EH Bildu Luis María Salgado ha echado en falta el reconocimiento por parte del PNV de que había un problema, ha reclamado un cambio de modelo en la atención a los menores, con centros más pequeños y una atención más personalizada, y ha opinado que «ha sido un error táctico» elegir en ese momento en el que está pendiente la sentencia del caso Sansoheta a Artolazabal como candidata a la Alcaldía de Vitoria.

José Damián García (Elkarrekin Araba) ha hablado también de falta de autocrítica por parte de la Diputación, que se deberían haber asumido responsabilidades políticas en este caso y ha censurado los «impedimentos» para que Artolazabal diera las explicaciones necesarias. García ha abogado asimismo por un cambio de modelo en la línea de lo planteado por EH Bildu.

Jon Nogales (PSE) ha acusado al PP de falta de escrúpulos, de querer «emponzoñar» la política con una moción que ha calificado de «poco rigurosa».



3 Comentarios

Dejar respuesta