Parir bebés en Vitoria va a ser
foto ajena a l información

La magistrada encargada del Registro Civil de Vitoria ha rechazado la pretensión de unos padres de llamar a su hija «Hazia» al considerar que esta palabra significa en el euskera común «semen», aunque tiene también la acepción de «semilla», y le ha inscrito con el nombre latín «Zia», que argumenta es fonéticamente similar pero «sin connotaciones negativas».

La abuela de la niña, Rosa María Manteiga, no entiende que «en latín le puedan poner ‘semilla’, pero en euskera, no».

TRADUCE ELLA

Defiende que los padres escogieron ese nombre «en base a sus sentimientos, de estar plantando una semilla de amor, de formar una familia y no hay más traducción, la traducción la tienen ellos». EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta