La Guardia Civil de Álava ha desarticulado una organización criminal que estafó un total de 530.000 euros a empresarios de Vitoria y Madrid a quienes concedían supuestos préstamos para financiar proyectos con el fin de apropiarse de su dinero.

La operación, de gran complejidad por las distintas identidades que usaban los delincuentes y que ha sido coordinada por dos juzgados de instrucción de Vitoria y Madrid, ha culminado con el arresto de cuatro personas en Madrid, Torrox y Torrevieja (Alicante) y en Croacia.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero, cuando un vecino de Vitoria denunció haber sido víctima de una estafa consistente en la entrega de una elevada suma de dinero en concepto de comisión a los responsables de una supuesta empresa internacional de financiación de proyectos empresariales.

Esta estafa, conocida bajo el nombre de «Rip Deal», consiste en apropiarse mediante engaño de grandes cantidades de dinero o de bienes a cambio de billetes falsos.

Par ello los delincuentes contactan con personas que necesitan una rápida financiación para sus negocios haciéndose pasar por adinerados empresarios y, para convencer, escenifican reuniones en hoteles de lujo de distintas ciudades y visten ropa de primeras marcas.

Para estas inversiones u operaciones crediticias simuladas, dicen a sus víctimas que tienen que abonar, en una primera operación, un porcentaje considerable del importe total de crédito en concepto de comisión o para cubrir gastos de trámite, y se comprometen a entregar una parte importante del crédito en cuanto se formaliza el primer pago.

Desde que la Guardia Civil recibió esa primera denuncia en febrero de 2020 puso en marcha la «Operación Inspirado» para identificar a los autores de la estafa.

Durante sus investigaciones comprobaron que los delincuentes habían creado un auténtico entramado empresarial en internet, incluyendo páginas especializadas en economía, para persuadir a sus víctimas sobre la legalidad de sus operaciones.

También alquilaban oficinas donde escenificaban sus encuentros.

La organización criminal mantuvo varios encuentros con la víctima de Vitoria con el objetivo de crear un supuesto plan de financiación.

Cuando el hombre pagó la comisión requerida, los delincuentes le entregaron el supuesto préstamo pero posteriormente comprobó que el dinero recibido era falso y a partir de ese momento ya no pudo contactar con los estafadores.

La Guardia Civil pudo finalmente identificar a cuatro personas y ha logrado esclarecer otras dos estafas denunciadas en Madrid en 2015 y 2019, con lo que el fraude asciende a un total de 530.000 euros.

También contactó con Europol, ya que varios de ellos provenían de otros países europeos con los que seguían manteniendo relación.

El pasado mes de julio los agentes, comprobaron que uno de los integrantes de la organización estaba en Madrid estableciendo encuentros con potenciales víctimas en zonas muy exclusivas de la ciudad, por lo que fue detenido.

En octubre se localizó en Torrox (Alicante) a otra persona que supuestamente actuó como mediador entre la organización y alguna de las víctimas.

En coordinación con Europol, se dio con el paradero de otro de los delincuentes en Croacia y el pasado 15 de enero se detuvo al cuarto integrante en Torrevieja (Alicante). EFE


Compartir

1 Comentario

  1. No sé a qué clase, tipo o género pertenecen los «empresariosvitorianos» que son capaces de caer en semejante estafa. Me figuro que a la misma clase, tipo o género de los que caían en la estafa nigeriana, aquella que ofrecía herencias chollo. En cualquier caso, ni los estafadores de «ripdeal» ni los de la estafa nigeriana, tienen la culpa de que haya tantos ni tan excelsos gilipollas.

Dejar respuesta