Trabajadores de las plantas alavesas de Tubacex en Llodio y Amurrio secundan este martes una huelga de 24 horas para exigir a la dirección que retire su «amenaza» de 150 despidos y presente un plan industrial que garantice la producción.

Los paros afectan a los tres turnos de trabajo de tres fábricas, dos de ellas pertenecientes a la empresa Tubacex Tubos Inoxidables, que se ubican en Llodio y Amurrio, y otra, Acería de Álava, en Amurrio.

Hasta las 12.00 horas el seguimiento del paro, que ha comenzado a las 6.00 horas, ha sido «prácticamente total» y la plantilla ha logrado paralizar la producción, según ha confirmado a Efe el presidente del comité de empresa, Eduardo Ibernia, que ha participado en la concentración que se ha llevado a cabo en la planta de Llodio.

El fabricante de tubos Tubacex anunció a finales del pasado mes de julio unas pérdidas de 8,3 millones de euros durante el primer semestre de este año debido principalmente a la crisis provocada por la pandemia de la covid-19 y desveló su intención de recortar en todo el grupo 500 puestos de trabajo para reducir los costes laborales en un 20 %, es decir, en unos 25 millones de euros.

De esta cantidad, 10 millones se recortarían en las plantas de Llodio y Amurrio, lo que podría suponer el despido de 150 trabajadores de una plantilla actual de 750 empleados, aunque la dirección también se mostró dispuesta a buscar otras vías alternativas para lograr el objetivo del ahorro.

Según ha explicado el presidente del comité, en las reuniones que han mantenido ambas partes la dirección ha llegado a plantear reducciones de salarios mensuales de entre 300 y 500 euros, algo que los sindicatos «no van a entrar a negociar».

«Primero que retiren estas amenazas y a partir de ahí empezaremos a hablar», ha advertido Ibernia tras exigir a la empresa que presente un plan industrial.

Ha reconocido que durante la pandemia ha bajado la carga de trabajo, motivo por el que desde mayo la plantilla está afectada por un ERTE que concluye el 4 de noviembre.

Pero los representantes de los trabajadores no contemplan que se quieran adoptar recortes definitivos «aprovechando una crisis temporal». «Ahí no entramos», ha avisado. EFE

Información previa el lunes:

Los trabajadores de las tres plantas que Tubacex tiene en la comarca alavesa de Ayala están llamados mañana martes a secundar una huelga de 24 horas en protesta por los recortes laborales que pretende ejecutar la empresa.

El paro, convocado por el comité de empresa, afectará a las plantas de Tubacex situadas en Amurrio, Llodio y Artziniega.

El pasado 17 de septiembre los trabajadores secundaron otra huelga de 24 horas que, según los sindicatos, paró prácticamente la totalidad de la actividad de las plantas.

Tubacex anunció a finales del pasado mes de julio unas pérdidas de 8,3 millones de euros durante el primer semestre de este año debido a la crisis del coronavirus y anunció su intención de recortar en todo el grupo 500 puestos de trabajo para reducir los costes laborales en un 20 %, unos 25 millones de euros.

De esta cantidad 10 millones corresponderían a las plantas de Llodio y Amurrio, lo que equivale a la pérdida de 150 puestos de trabajo, aunque la dirección se mostró dispuesta a buscar otras vías para lograr el objetivo del ahorro. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. a poco que se descuiden igual consiguen que no habran la puerta
    las de automocion hay avisaron al gobierno, podemos hacer las maletas, no estan para bormas

  2. No hay problema, el gobierno español va a recibir 72.000 millones de euros para reactivar la economía.
    Lo malo es que las empresas necesitan ayuda con urgencia y el presidente ha dicho que se no van a gastar en transición ecológica y en digitalización.
    Alguien sabe exactamente qué quiere decir?
    Yo os lo explico, que no tiene ni pajolera idea de cómo invertir las ayudas en reactivar la economía, y se va a gastar todo el dinero en divagar y volveremos a ser los últimos tontos de Europa cuando haya pasado esta crisis.

Dejar respuesta