¿Huele mal el agua de Vitoria? (Denuncia Ciudadana)

5
amvisa cumpleo agua
amvisa
Motor Gorbea – Sept 19
entreseccion_noticia

Así se expresa un ciudadanos en el Buzón Municipal:

«Quisiera lanzar una pregunta al aire».

«¿Alguien ha notado que el agua de la ciudad deja un rastro de olor… malo?».

ETL – Sept 19

El Ayuntamiento se ha lanzado a responder: «el agua se califica como APTA para el consumo».

Y añade que «el sabor y olor del agua es algo que puede ser percibido de distinta forma por los consumidores«, aunque «se realiza un panel de cata semanal, en el que se caracteriza el sabor y olor del agua de vitoria tanto en la salida a red como un cinco puntos representativos. No se han observado variaciones importantes en los últimos paneles realizados».

Y «la limpieza de tuberias, existe un programa de realización de las mismas, que no ha disminuido.

La respuesta municipal se ha producido a raíz de una queja que señalaba lo siguiente:

«Lo había notado (el mal olor) hace tiempo en el lavavajillas, también, últimamente, en las coladas.

Creí que era cosa mía y puse todos los medios.

Luego me procuré que la comunidad dispusiera de todos los esfuerzos para hacer las limpiezas oportunas. Todo seguía igual.

Quizá fuera cuestión de la zona, o qué sé yo. Sin embargo oliendo la vajilla de diferentes cafeterías de la ciudad o en comunidades que han hecho la oportuna limpieza de portal, he detectado ese mismo olor… malo.

¿Ha empeorado la calidad del agua de Vitoria o no se hace el oportuno mantenimiento de limpieza de tuberías y demás?.

Más datos oficiales para dar tranquilidad

AMVISA dio a conocer los resultados del “Estudio sobre hábitos de consumo y la gestión del agua en Vitoria-Gasteiz” que realiza cada cuatro años y en los que la ciudadanía le ha otorgado una alta nota, tanto en la gestión como en la calidad del servicio.

El objetivo de esta investigación ha sido el conocer la percepción de usuarios y usuarias sobre la gestión del agua en la ciudad, así como sus hábitos de ahorro de agua y otras cuestiones relacionadas con el consumo en los hogares.

Este estudio se viene realizando desde 2004, cada cuatro años. Este de 2019 es el quinto “y la tendencia sigue siendo positiva. Los resultados obtenidos son buenos y pese a la exigencia que siempre existe sobre la calidad y gestión del servicio, vemos que la ciudadanía sigue valorando positivamente el papel de AMVISA y  está muy satisfecha con la calidad del agua que llega a sus casas”, explica Felipe García, presidente de la empresa municipal.

Los resultados de este completo análisis, presentado hoy a los consejeros de AMVISA, han sido elaborados gracias a las entrevistas realizadas a 602 personas con las que se han podido conocer:

  • La percepción ciudadana acerca de la gestión y distribución del agua en Vitoria-Gasteiz.
  • El conocimiento de la población acerca de su propio consumo de agua, tanto a nivel de cantidad como a nivel de gasto económico.
  • Los hábitos de consumo y ahorro de la población en relación al agua.

Principales conclusiones 

Notoriedad de AMVISA. El nivel de conocimiento espontáneo de los vitorianos respecto a cuál es la entidad encargada de gestionar el servicio integral del agua continúa siendo elevado, situándose en un 74,1%. Un 92,9% de los vitorianos y vitorianas reconoce a AMVISA como la entidad gestora en materia del agua en esta ciudad.

Calidad del servicio de AMVISA. El 82,3% de los vitorianos valora la calidad del servicio integral del agua como muy buena o buena. Este nivel de satisfacción es similar al registrado en el año 2015 (75,9%) y el 2011 (81,2%), manteniéndose por tanto la satisfacción del usuario en índices muy positivos. El porcentaje de personas que muestran quejas respecto a este servicio, es muy residual.

Calidad del agua. Las personas consultadas muestran un alto nivel de satisfacción respecto a la calidad del agua en Vitoria-Gasteiz, tanto en lo que respecta al color, como el olor y el sabor. En torno a nueve de cada diez usuarios valoran estos atributos como muy o bastante buenos. El color es lo mejor valorado, con lo que más satisfechos se muestran los vitorianos, seguido del olor y por último el sabor.

Precio del agua. La ciudadanía considera que el precio que se paga por el agua en Vitoria-Gasteiz es más justo que el de otros servicios. Un 48,9% lo califica como “precio justo”.

Respecto a la percepción y la preocupación ciudadana sobre el agua y sus hábitos:

Consumo. Aumenta en 6 puntos la percepción que tiene la ciudadanía de que su consumo es “normal”, mientras que disminuye el de aquellas personas que lo califican como “bajo”. Un 78,3% lo valora como normal, frente al 13,3% que lo califica bajo y un 5,3% alto.

Hábitos de ahorro. Se mantienen prácticamente similares respecto al año 2015. Destaca, sobre todo, la mejoría respecto al uso del lavavajillas en detrimento de lavar los platos en el fregadero. Asimismo, un 17,5% de las personas consultadas manifiesta tener algún sistema de ahorro de agua en sus hogares, siendo este porcentaje algo más elevado entre las personas con edades comprendidas entre los 30 y los 44 años.

Concienciación. Disminuye en 9 puntos el porcentaje de personas que considera prioritario hacer un uso eficiente del agua (57,5%), y aumenta en 12 el de las que opinan que es una cuestión de futuro (37,7%).

ESTUDIO AMVISA GESTION AGUA Y HABITOS CONSUMO 2019

BOULEVARD BATMAN SEPT
BOULEVARD BATMAN SEPT
Compartir

5 Comentarios

  1. El ayuntamiento esta machaconamente vendiendonos que tenemos un excelente agua y nos inciden en que es una de las más baratas del Estado.
    Nos la querrán subir , a pesar de que AMVISAes la sociedad municipal más rentable .
    Que necesitan echar mano de su tesorería, encajandole la sede de ENSANCHE XXI a precio de burbuja.

  2. Sí, el agua de Vitoria, sabe mal, huele mal y limpia peor, pero por supuesto que es potable y apta para el consumo doméstico.
    No sé si será cuestión de gustos.
    Vivo en Ibaiondo utilizo jarra de agua con filtro, un montón de antical para la mampara de ducha y productos de vajilla y colada de primeras marcas, con antical también.
    De no hacerlo así, la colada olería mal, los vasos transparentes apenas durarían un año y la mampara de ducha estaría totalmente opaca.

Dejar respuesta