Las desérticas estampas que rodean la provincia de Mendoza y su contraste con la flora de la ciudad son los motivos que la artista vasca Irantzu Lekue ha seleccionado para la elaboración del mural «Co-lore» en la ciudad argentina de Godoy Cruz.
Lo ha realizado en la escuela Avelino Maure de la citada localidad. «Hemos querido traer nuestra forma de trabajo hasta aquí para probar el muralismo para la transformación social en otros países, para seguir internacionalizando el concepto. El resultado ha sido muy satisfactorio».
Alejandra Ghilardi, directora del centro ha explicado como «el alumnado se ha volcado en el trabajo: han entendido que pueden ser personas activas en embellecer su entorno y el resultado es excelente estética y educativamente».
Argentina se acerca al verano y Lekue reconoce que las horas de luz están ayudando a que su segundo trabajo avance a muy buen ritmo. Lo finalizará esta semana y después dejará atrás la cordillera de los Andes para trasladarse hasta Neuquén, en la Patagonia. Allí la artista ha sido invitada a trabajar en la Cuarta Bienal de Arte de Neuquén, en la sección Museo a cielo abierto.

– Se trata de un mural de unos 70 metros cuadrados en la escuela Avelino Maure de Godoy Cruz. 

 
– La vitoriana ha acudido hasta Argentina con Etxepare Institutua. Estos días concluirá su segunda obra, uno de los murales más grandes de Mendoza capital.

Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta